COMUNICADO: Tendencias automovilísticas de 2018: Los coches eléctricos

PIXABAY
PIXABAY
Actualizado 14/02/2018 10:33:43 CET

Cada vez son más los usuarios que demandan la fabricación de coches eléctricos, que incorporen modelos innovadores y permitan ahorrar de forma significativa a final de mes

Hace algunos años, parecía impensable que los coches eléctricos pudieran imponerse por encima de los vehículos tradicionales de diesel o gasolina. La gran industria automovilística siempre ha sido bastante reacia a introducir cambios, sobre todo si estos tenían que ver con la incorporación de nuevas vías menos contaminantes.

Por ello, a lo largo de los años las campañas de publicidad y promoción automovilística han estado dirigidas hacia la compra de vehículos tradicionales (coches familiares, todoterrenos, deportivos, etcétera), sin hablar en ningún momento de otras alternativas. Sin embargo, esta situación está cambiando a pasos agigantados en los últimos tiempos, ya que gracias a Internet y las nuevas tecnologías muchos usuarios ya disponen de información y detalles de coches eléctricos.

Porque en la red cualquiera puede acceder a novedades sobre los últimos coches eléctricos, para realizar comparaciones de los mismos y analizar cual conviene más en cada caso. Estos nuevos tipos de vehículo están en constante evolución tecnológica, y si nada cambia parece que van a conquistar una gran cuota de mercado próximamente.

Las empresas fabricantes de coches son conscientes de este hecho, y por ello intentan crear modelos de vehículo con características notables para los usuarios, que en cualquier caso supongan ahorro, comodidad y eficiencia a la hora de desplazarse por ciudad o carretera. Modelos como el Tesla Model S60 (2013), el BMW i3 (2014), el Chevrolet Bolt (2014) o el Nissan Leaf (2017), que están en constante evolución para conseguir un rendimiento óptimo a todos los niveles.

¿Cómo se fabrican los coches eléctricos?

A diferencia de lo que ocurría con los coches tradicionales, el diseño de vehículos eléctricos es mucho más abierto y permite incorporar diferentes variables para optimizar al máximo el rendimiento de estos. Y es que los coches eléctricos se diseñan siempre como un rectángulo simple, al que posteriormente se van añadiendo diferentes elementos que mejoran las prestaciones.

Elementos y materiales ligeros, que tienen como principal misión rebajar el peso de los vehículos eléctricos en comparación con los vehículos diesel y de gasolina. Un ejemplo de este tipo de transporte ligero lo representa el coche Tesla, más concretamente el Tesla Model 3 compuesto por paneles de aluminio, o el Tesla Model S que recientemente salió al mercado. Alternativas reales a los coches tradicionales, que cada vez ocupan una parte más destacada en el mercado.

El camión eléctrico Tesla Semi, una alternativa real a los camiones tradicionales

Pero los fabricantes de vehículos eléctricos han querido ir más allá, y no solo han fabricado coches al uso, sino que también han apostado por diseñar y sacar al mercado diferentes modelos de camiones eléctricos, perfectamente preparados para recorrer largas distancias en breves periodos de tiempo.

Algunos modelos de camiones como los Tesla Semi, ya han realizado las primeras pruebas de recorrido con muy buenas noticias; ya que estos apenas gastan energía y son capaces de realizar largos trayectos. Por ello, los camiones eléctricos suponen una verdadera alternativa al transporte tradicional de motores diesel y gasolina.

Camiones altamente preparados, que permitirán recolectar y transportar todo tipo de elementos, residuos o materiales, ahorrando en tiempo y dinero. Sin duda alguna, la mejor forma de contribuir a la reducción de la contaminación en el planeta Tierra.

Y aunque de primeras parezca complicado, lo cierto es que ya hay empresas que han decidido incorporar una flota de camiones Tesla Semi en sus dominios, para probarlos y empezar a trabajar con una nueva forma de transporte más limpia e innovadora. Bee’ah (empresa de gestión medioambiental) ha sido la primera en anunciar la compra de una flota para su sede en los Emiratos Árabes Unidos, siempre con el objetivo de mejorar la calidad de vida en Oriente Medio.

Una inversión alta, que podrá amortizarse en muy poco tiempo debido a las enormes ventajas que presentan este tipo de vehículos eléctricos. Y es que poco a poco, los vehículos eléctricos se van a terminar por imponer en la sociedad del siglo XXI, que cada vez está más preocupada por el cuidado del medioambiente a través del uso de este tipo de elementos tecnológicos no contaminantes.

Emisor: Somoselectricos.com

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación