Los juzgados de la Comunitat convocaron en cinco meses 747 videoconferencias declaración de testigos y peritos

 

Los juzgados de la Comunitat convocaron en cinco meses 747 videoconferencias declaración de testigos y peritos

Actualizado 25/08/2007 14:38:19 CET

VALENCIA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los juzgados de la Comunitat Valenciana convocaron durante los cinco primeros meses del año un total de 747 videoconferencias para declaración de testigos, peritos, ruedas de reconocimiento y otras diligencias judiciales sin necesidad de trasladar a presos, detenidos ni particulares, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana en un comunicado.

La mayor parte de estas pruebas fueron conexiones con especialistas forenses para periciales psiquiátricas y con miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para pruebas policiales y testificales. Con este método, tanto Policía como Guardia Civil, "evitan la desestabilización que causa en sus plantillas la pérdida de horas por el continuo desplazamiento de agentes a los diferentes órganos judiciales en los que su comparecencia es requerida", según las mismas fuentes.

Este sistema permite desde 2002 --año en el que se implantó en las tres capitales de provincia, Elche y los centros penitenciarios de Picasent y Fontcalent-- la conexión entre diferentes órganos judiciales, así como con prisiones y con otros juzgados, tanto de España como del extranjero. Se trata de un servicio que "garantiza la calidad de la comunicación establecida, la autenticidad de la declaración prestada y una mayor comodidad para las partes".

También supone una "mayor protección de menores y víctimas del delito, ya que perjudicado y acusado nunca llegan a encontrarse cara a cara durante el proceso".

Las nuevas tecnologías permiten de este modo que un testigo, un detenido, o un perito, sin necesidad de trasladarse desde su lugar de residencia, puedan comparecer en el transcurso de un juicio. Además permite "ahorrar costes a la Administración de Justicia y molestias a sus usuarios, pues proporciona seguridad, tranquilidad y celeridad procesal, así como una optimización de recursos y una mejor organización del trabajo en el propio juzgado".

El objetivo es favorecer la actuación de los tribunales, al no hacerles "depender del desplazamiento de las personas que intervienen en un proceso, y evitar aplazamientos motivados por ausencias imposibles de solucionar".

DISTINTOS ÓRGANOS

El Decanato de Valencia señaló durante los cinco primeros meses del año hasta 338 videoconferencias solicitadas por juzgados de Valencia, la mayoría de ellos de instrucción, mientras que otras 160 fueron solicitadas desde otros puntos de España con destino Valencia, sin que hasta el 31 de mayo se registrara ninguna con países del extranjero.

Por tipo de diligencia, la mayoría responden a pruebas policiales y forenses. Así, de ellas, 89 fueron para ruedas de reconocimiento y 251 testificales de policías, así como 29 para declaraciones de testigos, cinco para indagatorias y audiencias y 78 conexiones con el centro penitenciario de Picassent para indagatorias y declaraciones de imputados. También se han tramitado 21 conexiones con otros decanatos, entre ellos los de Sevilla, Málaga, Alicante, Madrid, Barcelona, Las Palmas, Segovia, Sagunto, Zaragoza y Gandia. Las videoconferencias solicitadas desde el 31 de enero al 31 de diciembre de 2006 llegaron a 871.

El sistema de videconferencia resultó de "gran utilidad" durante la celebración del juicio oral por el contagio masivo de hepatitis C, pues fue el soporte por el que se practicaron varias pruebas periciales. De este modo, forenses que debían valorar el daño corporal de los afectados pudieron declarar desde Sevilla y Cataluña.

Por lo que se refiere a Alicante, entre enero y mayo de este año se señalaron un total de 120 videoconferencias, de las que 14 fueron con la clínica forense, 16 con los Juzgados de Menores, 27 con Policía y Guardia Civil, dos con el hospital penitenciario para peritaciones psiquiátricas, uno con centros de menores y 1 con la cárcel de Picasent, entre otras que incluyen una conexión con Portugal para una declaración.

La Audiencia de Alicante, concretamente la sala segunda, fue la que celebró la vista con un mayor número de declaraciones por este sistema. Un total de 145 testigos declararon en marzo de 2004 por videoconferencia desde Burgos, Bilbao y Madrid durante el juicio oral por una estafa de una inmobiliaria de Torrevieja entre 1991 y 1993.

Más recientemente, la Audiencia autorizó que varios testigos declararan por este sistema durante el juicio por el triple crimen de Nou Alacant, pero desde otra sede judicial diferente a la que acogió la vista el pasado mes de junio, después de solicitarlo expresamente los declarantes por temor al acusado y sus familiares y evitar así situaciones de riesgo.

En Castellón fueron 129 las videoconferencias señaladas, 112 con otros órganos judiciales de Castellón y 17 con centros penitenciarios. Uno de los casos más recientes en los que se ha utilizado el sistema de videoconferencia en Castellón es el juicio por la muerte del abogado Carlos Reverter, ocurrida el 20 de diciembre de 2005, donde el único detenido al que imputan homicidio, robo, detención ilegal y atentado a la autoridad, declaró en febrero pasado por este sistema ante el juez instructor.

En la actualidad el servicio de videoconferencia se halla implantado en un total de 17 partidos judiciales de la Comunidad Valenciana: en Castellón y Vinarós en la provincia de Castellón; en Sagunto, Llíria, Requena, Valencia, Picassent, Alzira, Xàtiva y Gandía en la provincia de Valencia; y en Dénia, Benidorm, Alicante, Elche, Orihuela, Torrevieja y Villena en la provincia de Alicante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies