La UMH demuestra que los residuos de palmeras son viables para obtener materiales de construcción

Palmeral histórico
Europa Press - Archivo
Publicado 25/07/2018 17:24:15CET

   ALICANTE, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche (Alicante) han demostrado, en un proyecto con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad de Castilla-La Mancha, que la vitrificación de desechos de biomasa de palmeras resultantes de trabajos de conservación en un área del Palmeral ilicitano sería viable técnicamente. El objetivo es obtener materiales de construcción mediante formulaciones con lodos de depuradora y otros residuos industriales.

   La investigación la han desarrollado los profesores del grupo de Edafología Ambiental (GEA-UMH) del Departamento de Agroquímica y Medio Ambiente de la UMH Manuel Jordán, María Belén Almendro y José Navarro, junto a colaboradores del CSIC y de la Universidad de Castilla-La Mancha. El trabajo demuestra la viabilidad de vitrificar residuos de biomasa del palmeral ilicitano y que ha publicado recientemente en la revista internacional Material Letters de Elsevier.

   Los investigadores han demostrado que la vitrificación de desechos de biomasa de palmeras resultantes de trabajos de conservación en un área del Palmeral ilicitano sería viable técnicamente.

   Con el fin de reducir estos tipos de residuos y explotar su capacidad para obtener materiales de construcción, los investigadores proponen formulaciones con lodos de depuradora y otros residuos industriales.

   Este primer enfoque evalúa estos residuos de biomasa para la vitrificación basándose en el análisis químico y su comportamiento a altas temperaturas mediante el calentamiento usando microscopía de calefacción.

   Los altos contenidos de óxidos de potasio son característicos de los residuos de biomasa analizados, así como el contenido relativamente elevado de fósforo (P2O5) en el compost de los lodos de depuradora y la hoja de palmera.

   Se puso de manifiesto que todas las muestras investigadas se funden a temperaturas relativamente bajas (entre 1.200-1.300 ºC), y se concluye que, con un diseño de composición adecuado, la obtención de vidrios y materiales vitrocerámicos sería viable.

Contador