Unas 2.000 iglesias de todo el mundo piden al Arzobispado reliquias de beatos mártires valencianos de 1936

 

Unas 2.000 iglesias de todo el mundo piden al Arzobispado reliquias de beatos mártires valencianos de 1936

Actualizado 27/08/2006 15:14:00 CET

VALENCIA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Unas 2.000 iglesias de todo el mundo han pedido al Arzobispado reliquias de mártires valencianos de la persecución religiosa de 1936 que fueron beatificados en Roma en marzo de 2001 por el Papa Juan Pablo II, según informaron fuentes del Arzobispado a través de Avan.

Las reliquias las pidieron, en la mayoría de los casos, parroquias, pero también, en algunas ocasiones, capillas de seminarios, colegios y comunidades cristianas de los cinco continentes e, incluso, particulares y familias "que desean venerar en sus hogares a nuestros mártires", según indicó el delegado diocesano para las Causas de los Santos, Ramón Fita.

La mayor parte de las reliquias distribuidas corresponden a pequeños fragmentos óseos de los mártires. Sin embargo, no existen reliquias de este tipo de más de 30 mártires valencianos de los 233 beatificados hace cinco años en Roma, dado que sus restos mortales no han podido aún ser localizados o identificados por los tribunales que instruyen las causas, a pesar de estar plenamente confirmada su muerte martirial.

Respecto a las reliquias enviadas a quienes las solicitan, "llegan continuamente cartas de agradecimiento de sus receptores a la delegación diocesana", puntualizó Fita.

Igualmente, entre las instituciones solicitantes de las reliquias figura el seminario en Hong Kong (China) a través de una familia valenciana del camino neocatecumenal en misión en la ciudad china de Macao. Se trata de la reliquia del beato Pascual Torres Lloret, natural de la localidad valenciana de Carcaixent, de quien se han repartido otras 117 reliquias a capillas de Venezuela, México, Tanzania, Japón y Brasil. También fueron distribuidas a otras iglesias de las ciudades australianas de Perth y Sidney, y de las norteamericanas de Dallas y Washington.

En la actualidad, el Arzobispado construye en Valencia la primera parroquia que estará dedicada a los Beatos Mártires Valencianos que murieron en la persecución religiosa de 1936. El nuevo templo se edificará sobre la estructura de las antigua nave industrial de hormigón de la compañía Cross, junto al viejo cauce del río Turia en las proximidades de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

La parroquia-santuario, que tendrá capacidad para 847 personas sentadas, ocupará un recinto de más de 3.300 metros cuadrados de superficie y 100 metros de longitud total para aprovechar la estructura de la antigua nave, según el párroco del nuevo templo, José Ricardo Albelda, quien precisó que el altar mayor incluirá también reliquias de los beatos mártires valencianos.

La nueva iglesia estará dedicada a todos aquellos beatos mártires que murieron "por odio a la fe en la misma persecución religiosa y que fueron beatificados con anterioridad así como a los que lo serán en el futuro", explicó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies