27 detenidos en Alicante por participar en una red empresarial que cultivaba y vendía drogas

 

27 detenidos en Alicante por participar en una red empresarial que cultivaba y vendía drogas

345720.1.644.368.20170312115839
Vídeo de la noticia
Actualizado 12/03/2017 12:31:28 CET

MADRID/VALÈNCIA, 12 Mar. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

La Guardia Civil, en el marco de la operación 'Skunk', ha desarticulado en Alicante un entramado empresarial dedicado al cultivo y tráfico de drogas, con la detención de los 27 integrantes de la red en las localidades alicantinas de Elche, Orihuela, Rojales y Torrevieja, de nacionalidades holandesa, colombiana y española, a los que se les imputan los delitos contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y pertenencia a organización criminal, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

En el transcurso de la investigación se han incautado 1.122 plantas de marihuana, 1.200 kilos de cogollos y semillas de marihuana, otros 14 kilos de marihuana dispuesta para su consumo, 1 kilo y medio de hachís, más de 250 centímetros cúbicos de aceite de cannabis, así como aceite de cannabis para cigarros electrónicos y "gominolas" de cannabis en forma de taquitos, teniendo el proyecto de fabricarlas con formas de osito.

Esta investigación, llevada a cabo por la Guardia Civil de Torrevieja, se inició tras detectar la rápida proliferación de clubs de cannabis en esta localidad.

Durante las diversas inspecciones que se llevaron a cabo, los agentes comprobaron que cualquier persona podía acceder y comprar en ellos las sustancias estupefacientes, incumpliendo de este modo la normativa que ampara a este tipo de establecimientos. En ellos, además de marihuana, se podía adquirir hachís, que "es mucho más potente y más aditivo", recuerdan desde el instituto armado.

Seguidamente, la Guardia Civil continuó con una investigación más exhaustiva ante la sospecha de que el club cannábico pudiera estar dirigido por una organización criminal dedicada al tráfico de drogas.

Los investigadores descubrieron que detrás de la supuesta asociación se escondía un grupo de ciudadanos holandeses y, gracias a la colaboración con otras policías europeas, constataron que contaban con antecedentes previos por tráfico de drogas en varios países de la Unión Europea (Bélgica, Holanda, Reino Unido). A través de estos canales de información pudieron establecer una red de contactos de la organización con ciudadanos españoles de Orihuela, Elche y Torrevieja, además de otros internacionales como Irán y República Dominicana.

Al parecer estos ciudadanos holandeses habían organizado un entramado empresarial, con la colaboración de un gestor de Orihuela, para dar una apariencia legal a su negocio con la marihuana, alquilando dos naves industriales en la partida Algorós de Elche perfectamente organizadas, diferenciando las clases de plantas según su nivel de crecimiento y su calidad.

Las naves estaban situadas muy próximas a una depuradora para disimular así los olores producidos por el cultivo de marihuana aunque, además, habían realizado una fuerte inversión en filtros de aire, aires acondicionados o iluminación.

SE HACÍA PASAR POR UNA EMPRESA DE CÁÑAMO

La empresa decía estar dedicada al cultivo orgánico de cáñamo industrial y así se anunciaba también en las redes sociales, aunque la realidad era otra bien distinta.

La organización contaba con maquinaria especial para extraer aceite de cannabis, que podía ser usado en cremas y en cigarrillos electrónicos que después vendían en la asociación. Además, se les han intervenido gominolas de cannabis en forma de taquitos, teniendo el proyecto de fabricarlas con formas de osito.

También disponían de una "división de I+D" que realizaba diversas investigaciones y pruebas para hacer productos nuevos con derivados de esta droga. Para ello, contaban con expertos en cultivo de marihuana que experimentaban con diversas variedades, sospechándose que utilizaban cáñamo industrial con injertos de marihuana, ya que las hojas no se correspondían con el tamaño de los troncos.

ASISTÍAN A CONGRESOS DE MARIHUANA

Los agentes han detectado diversas variedades y han comprobado que los detenidos mencionaban sus proyectos de mejora genética de las plantas en redes sociales para mejorar la producción de resina de hachís e incluso asistían a congresos internacionales sobre marihuana.

En los 13 registros domiciliarios practicados en las localidades de Elche, Orihuela, Rojales y Torrevieja, entre ellos las naves, la asesoría y la sede del club, se han incautado 1.122 plantas de marihuana, 1.200 kilos de cogollos y semillas de marihuana, otros 14 kilos de marihuana dispuesta para su consumo, 1 kilo y medio de hachís, más de 250 cc de aceite de cannabis, 7.500 euros en efectivo, una pistola, dos vehículos, dos motocicletas y un ciclomotor.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies