Entre un 35 y un 40% de los trabajadores sufren depresión postvacacional

 

Entre un 35 y un 40% de los trabajadores sufren depresión postvacacional

Imagen sobre depresión postvacacional del Máster en Psicología Clínica de la UV
UV/B.ARAPOVIC
Actualizado 05/07/2015 13:14:28 CET

VALENCIA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Entre un 35 y un 40% de los trabajadores sufren depresión postvacacional y son los profesionales relacionados con servicios humanos --como medicina, educación, periodismo o servicios sociales-- quienes más lo padecen, aunque lo pueden sufrir todo tipo de trabajadores e incluso voluntarios.

Así lo destacan responsables del Máster en Psicología Clínica y Salud de la Universitat de València (UV), que agregan que las variables que pueden influir en el desarrollo del síndrome depresivo postvacacional son muchas y van desde las puramente laborales como el ambiente físico de trabajo, tipo de puesto, posibilidades de desarrollo profesional o dimensiones de la empresa hasta las personales como edad, sexo, antigüedad y personalidad.

El síndrome depresivo postvacacional "es un estado o un proceso emocional negativo, semejante a un trastorno de estado de ánimo, donde aparecen temporalmente combinados síntomas de depresión y de ansiedad" asegura José Gil Martínez, director del Máster.

Entre las sensaciones más frecuentes que acompañan a este trastorno están la fatiga, pérdida de energía, sentimiento de tristeza o vacío, dificultad para la concentración, insomnio los días previos a la incorporación, tensión muscular, irritabilidad, palpitaciones, sudoración, sensación de ahogo y nauseas o problemas estomacales, entre otros.

Según asegura el experto, aunque estos síntomas temporales se asemejen a los de una auténtica enfermedad mental o psicopatología "son normales e inherentes a la naturaleza humana, aunque pueden ser indicadores de que algo no funciona correctamente".

TRABAJADORES "QUEMADOS"

De hecho, según asegura Gil, existe una elevada correlación (0.70) entre el síndrome depresivo postvacional y el síndrome de 'burnout' o "estar quemado". "La mayoría de las personas que sufren el síndrome depresivo postvacacional presentan puntuaciones elevadas en los cuestionarios que valoran el síndrome de estar quemado", asegura.

El síndrome de "estar quemado" se produce cuando el individuo sufre agotamiento emocional, despersonalización y falta de realización. El paciente siente que no puede dar más de sí mismo emocionalmente, desarrolla sentimientos negativos y de cinismo hacia los destinatarios del trabajo y se siente descontento consigo mismo e insatisfecho con sus resultados laborales. Existen diversas estrategias que puede llevar a cabo el individuo, el colectivo de trabajadores y la empresa para prevenir y afrontar este problema.

Para los psicólogos resulta fundamental la existencia en el trabajo de una "cultura de equipo para maximizar la competencia profesional al menor coste emocional posible", asegura el responsable del Máster. Los expertos también recomiendan iniciar la actividad de forma progresiva en varios días si es posible, pensar que se trata de un problema pasajero y normal, pedir apoyo a los demás, practicar alguna técnica de relajación y dedicarse unos minutos al día a uno mismo, liberar tensión con actividades gratificantes fueran del entorno laboral, admitir los límites personales y profesionales, utilizar el acuerdo y la negociación y compartir la toma de decisiones delicadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies