36 detenidos en una operación contra el tráfico de drogas en la provincia de Valencia

Agente y coche de policía en Valencia
JEFATURA SUPERIOR CV - Archivo
Actualizado 06/07/2018 10:59:01 CET

VALÈNCIA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a 36 personas tras desmantelar un total de 11 puntos de venta de droga al menudeo en varios puntos de la provincia de València, la mayoría en la capital. Los arrestados sumaban entre ellos más de 200 antecedentes y trapicheaban con heroína, cocaína, éxtasis, hachís y marihuana, informa la Jefatura Superior en un comunicado.

En la operación 'Black Point', los agentes han practicado 21 registros en las localidades valencianas de València, Torrent, Chiva, Aldaia y Vilamarxant, tras lo que se han incautado de 126 gramos de heroína, 357 de cocaína, 1.576 de hachís y un centenar de pastillas de éxtasis.

La investigación arrancó a mediados del pasado mes de abril, al tener conocimiento la Policía de que en domicilios de la zona de la Malvarrosa y la Ciudad Fallera de València y en el municipio de Torrent se podían vender estupefacientes. Los efectivos establecieron varios dispositivos de vigilancia para su detección.

El dispositivo, elaborado para "atacar" los puntos negros de tráfico de drogas, se ha llevado a cabo en tres intervenciones. En València capital se practicaron 13 registros con la intervención de 1.800 gramos de marihuana, cocaína, hachís, heroína, éxtasis y cristal.

En uno de los domicilios de la ciudad, los policías hallaron una plantación con 125 esquejes de marihuana que tenía el enganche fraudulento de electricidad. También intervinieron allí un total de 94.980 euros en efectivo, siete teléfonos móviles y objetos para la manipulación de las sustancias.

Esta vivienda, ubicada en la Ciudad Fallera de València, supuestamente era utilizada para la venta de estupefacientes por personas pertenecientes a otro clan familiar. Los agentes arrestaron a ocho personas en este barrio, tras tres registros donde se incautaron de 333 gramos de marihuana, 25,3 gramos de hachís, 1.151 euros, siete móviles y tres básculas, además de la plantación que defraudaba la luz.

Y en el Marítim, una vez establecido el dispositivo policial, los presuntos traficantes fueron sorprendidos mientras arrojaban la droga por las ventanas de la parte trasera de los domicilios o intentando escapar. En esta zona de la capital del Turia se desmantelaron nueve puntos de venta de cocaína y heroína, con un total de 19 personas y la intervención de 126 gramos de heroína, 64 de cocaína, 5.467 euros y cuatro básculas.

FUNCIONABAN COMO UN ESTABLECIMIENTO

En Torrent, los sospechosos vendían sustancias en un local como si de un establecimiento abierto al público, ya que comenzaban la actividad a partir de las doce del mediodía. Contaban con una caja fuerte en un pequeño cuarto a modo de almacén, donde guardaban 94 gramos de cocaína.

Dos personas fueron arrestadas en esta localidad por presuntamente hacerse cargo de las ventas y otras dos como supuestos responsables de la organización. Posteriormente, otras siete fueron detenidas por suministrar al local o guardar las sustancias.

Como consecuencia de las investigaciones, la Policía practicó ocho registros más en Torrent, Chiva, Aldaia, Vilamarxant y València, en los que se incautaron de un total de 88.362 euros, 231 gramos de cocaína, mas de 1.500 de hachís, 61 gramos de éxtasis, 892 de marihuana, seis de cristal, básculas y otros efectos de manipulación de la droga.

Todos los registros se realizaron de manera coordinada y simultánea ante las características de las viviendas. La mayoría de los integrantes fueron detenidos in fraganti en el interior de las casas, con lo que algunos de ellos lograron deshacerse de las sustancias.

CAPTABAN COMPRADORES EN LA CALLE

Tras las pesquisas, los investigadores observaron que en uno de los puntos, durante todo el día y hasta altas horas de la madrugada, había vendedores en varios pisos que actuaban como comerciantes en la calle. Salían a buscar a los compradores que pasaban por la calle y los acompañaban hasta su casa.

Se trata de una organización estructurada, en la que cada miembro tenía una función determinada. Los clásicos 'aguadores', que se situaban en las entradas de las calles para detectar la presencia policial y dos clanes familiares, no solo menudeaban desde los pisos, sino que abastecían al resto de integrantes.

ESCONDÍAN LA BALANZA EN EL BUZÓN

Uno de los métodos de la organización consistía en guardar la balanza en el buzón, donde el futuro comprador la cogía y subía a casa. Después la depositaba de nuevo cuando ya había adquirido la sustancia.

'Black Point' ha culminado con un total de 36 detenidos por tráfico de drogas: 25 en València capital y los otros 11 en el resto de localidades. A dos también se les imputa un delito de defraudación de fluido eléctrico.

En total, los sospechosos sumaban más de 200 antecedentes policiales. Uno de ellos llevaba cuatro años sin salir ya que tenía una orden de ingreso en prisión, mientras otros cuatro acumulaban búsquedas e ingreso en prisión. De hecho, una persona llevaba cuatro años y nueve meses sin salir, esperando los cinco años para que prescribiera la orden.

En los dispositivos han participado efectivos de la brigada provincial de la Policía Judicial, las comisarías del Marítim y Tránsits, las Unidades de Intervención Policial (UIP) los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES), guías caninos y agentes de la Policía Local de València.

Contador