39 intoxicados en Xàbia y 12 en Gandia por consumir mejillones congelados de origen gallego

Actualizado 14/04/2018 10:08:24 CET

VALÈNCIA, 13 (EUROPA PRESS)

   La Conselleria de Sanitat Universal y Salut Pública ha informado de que ha detectado otros 12 casos de personas afectadas por una toxiinfecciñon por consumo de mejillones congelados de origen gallego en un hotel de Gandia (Valencia), el mismo producto por el que se han visto afectadas 39 personas en Xàbia.

   Según han informado a Europa Press fuentes del departamento de Sanitat, ninguna de las personas afectadas en Gandia ha requerido hospitalización. Con respecto al mismo producto, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), había comunicado al Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra una notificación de alerta trasladada por las autoridades sanitarias de la Comunitat Valenciana relativa a otra toxiinfección, con 39 personas afectadas en Xàbia.

   Los afectados, tanto en Xàbia como en Gandia, evolucionan favorablemente y se ha procedido a la retirada de este producto, marca Estrella Polar, según la información la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

   El estudio epidemiológico realizado por las autoridades relaciona los casos de toxiinfección con el consumo de mejillones cocidos y congelados de origen gallego. Los análisis realizados por las autoridades valencianas han detectado la presencia de norovirus en una muestra del producto y en los pacientes afectados.

    La información facilitada a través de la Red de alertas SCIRI indica que el producto se ha distribuido inicialmente en la Comunitat Valenciana y en Navarra.

   El Instituto de Salud Pública y Laboral ha activado el servicio permanente de gestión de alertas alimentarias, recabado la información sobre la posible redistribución y requerido la inmovilización y la retirada inmediata de la totalidad del producto y lote afectado, trasladando el resultado de sus actuaciones a través de la Red SCIRI, ha informado el Gobierno de Navarra.

   Como medida de precaución, se recomienda a aquellos que pudieran tener el producto anteriormente mencionado en sus hogares que se abstengan de consumirlo. Hasta el momento no se tienen noticias de personas afectadas por su consumo en la comunidad foral.