Los 427 kilos de cocaína incautados en el puerto de Valencia iban metidos en sacos dentro de otros con PVC

Actualizado 14/07/2006 17:44:30 CET

VALENCIA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los 427 kilos de cocaína incautados en el Puerto de Valencia se encontraban distribuidos en sacos de entre 70 y 71 kilogramos de peso, metidos en otros que llevaban 800 kilos de PVC, según explicaron hoy a los medios de comunicación el subdelegado del Gobierno en Valencia, Luis Felipe Martínez, y el comisario jefe de Policía Judicial, Miguel González, que destacaron que la operación para descubrir la droga ha sido "una de las de más calibre de este año".

El subdelegado, que confirmó la detención de una octava persona en relación con esta operación, explicó que la droga procedía de Colombia y presentaba un estado de pureza de alrededor del 90 por ciento. Martínez destacó que esta operación supone un "avance más" en la labor que realiza la Policía contra el tráfico de estupefacientes, que se lleva a cabo "con éxito" y "eficacia".

La red utilizaba sociedades mercantiles que "bajo una apariencia legal de empresa que estaban realizando un trabajo empresarial, comercial normal, encubrían el tráfico ilícito de estupefacientes".

En total, en la operación, en la que participaron conjuntamente las Jefaturas Superiores de Barcelona y Valencia y el Servicio de Vigilancia Aduanera, se detuvo a ocho personas --cuatro hombres y cuatro mujeres--, tres de nacionalidad española y el resto de procedencia sudamericamena, especialmente de Colombia.

Según explicaron, la operación se inició en Barcelona en julio de 2005 y en marzo de este mismo año se abrieron en la ciudad condal cinco contenedores de PVC que después se comprobó que "no contenían ninguna sustancia estupefaciente". Posteriormente, el Puerto de Valencia recibió cuatro contenedores, con un peso de alrededor de 28.000 kilos de PVC, que "daba positivo a los reactivos que teníamos de detector de drogas".

No obstante, los análisis practicados llevaron a la determinación de que no era cocaína. Un nuevo registro e inspección "más meticulosa" permitió detectar los sacos donde se encontró la cocaína "de gran pureza". La droga procedía de Colombia y la red usaba como "tapadera" empresas que fabricaban PVC para "amparándose en esta apariencia de legalidad", introducir las sustancias estupefacientes dentro de los contenedores.

De esta forma, se utilizaba a empresas legalmente establecidas en la producción de PVC, que realizaban importaciones y exportaciones de productos a Sudamérica para crear "un entramado comercial aparentemente lícito y dar confianza a las autoriades aduaneras", según explicó la Policía.

Los detenidos son Emilio B.Q., de 61 años, nacido en Barcelona; Jhon Jairo A.M., de 42 años, natural de Colombia y detenido con anterioridad en Madrid por falsificación de documentos públicos; Luis Alberto Q.F., colombiano de 34 años, arrestado en cuatro ocasiones anteriores por tráfico de drogas y falsificación; José Felice P.M., de 34 años, nacido en Venezuela; María Lourdes P.B., catalana de 59 años; Johana A.M., de 24 años, nacida en Colombia; María Angeles A.A., de 45 años nacida en León y una cuarta mujer colombiana de cuyo nombre no se ha informado.

Según la Policía, los sudamericanos arrestados en esta operación preparaban la infraestructura para procesar la sustancia intervenida y transformarla en clorhidrato de cocaína. Junto con la droga, se han intervenido 28.000 kilogramos de una sustancia pulverulenta que reacciona a los reactivos de la cocaína --polvo de PVC--, un revólver calibre 22, 31 cartuchos calibre 22, 38.070 euros, 958 dólares, dos equipos informáticos, documentación falsa, tres turismos, ocho teléfonos móviles y documentación de operaciones relativas a importaciones y exportaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies