El 58% de actores y bailarines valencianos está en paro,10 puntos más que la media estatal

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El 58% de actores y bailarines valencianos está en paro,10 puntos más que la media estatal

Ballet de la Generalitat Valenciana
FLICKR CULTURARTS
Publicado 05/10/2016 14:56:54CET

Los ingresos del 70% se sitúa por debajo de la línea de la pobreza y sube hasta el 88% en el audiovisual tras el cierre de RTVV

VALENCIA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 58 por ciento de los artistas valencianos no consigue empleo en su profesión, un índice de paro que supera en diez puntos la tasa registrada en el cómputo estatal. Además, si se tienen en cuenta solo los ingresos obtenidos por el ejercicio de la profesión artística, resulta que el 70 por ciento se sitúa por debajo de la línea de la pobreza, un porcentaje que asciende hasta un "terrible" 88 por ciento en el sector audiovisual lastrado especialmente por el cierre de Radio Televisión Valenciana (RTVV).

Estos son algunos de los datos que se desprenden del 'Informe sociolaboral sobre el colectivo de actores y bailarines en España', un trabajo sociológico de más de 400 páginas que la Fundación AISGE del que hoy se ha presentado el estudio específico del ámbito de la Comunitat Valenciana. Esta radiografía del sector se ha dado conocer en una rueda de prensa en la que han participado la coordinadora técnica de Fundación Aisge, Regina Enguídanos-Coronel, e Iván Arpa, responsable del Departamento asistencial de Fundación Aisge y coautor del informe.

De acuerdo a este análisis, el 58 por ciento de los artistas valencianos está en paro profesional, diez puntos por encima de la media nacional. La situación es muy dispar por disciplinas y adquiere "tintes muy negros" en el caso del audiovisual, entre los que la tasa de paro se eleva al 75 por ciento. El desempleo profesional es del 56 por ciento entre los actores de teatro y se reduce en el caso de los bailarines (29%) y los dobladores (27%).

Esta incertidumbre laboral propicia que los profesionales de los escenarios valencianos se busquen ocupaciones complementarias para llegar a fin de mes. De hecho, el 44 por ciento de las personas encuestadas recurre a otros empleos. Una cuarta parte de ese grupo consigue labores vinculadas a su profesión, desde las enseñanzas artísticas a la producción de espectáculos o proyectos audiovisuales, pero la mayoría --casi las tres cuartas partes-- ejerce como comercial, azafato y en la hostelería, principalmente.

El paro en sentido estricto (es decir, contando estos otros empleos alternativos o de subsistencia más allá de la creación artística) se queda en el 29 por ciento en el caso de los artistas audiovisuales y teatrales, frente al 20 por ciento de los dobladores y un 14 por ciento entre los bailarines.

El informe revela asimismo que el 65 por ciento de los parados del sector no percibe ningún tipo de prestación y que el 13 por ciento de los encuestados trabaja habitualmente sin contrato, 'en negro', un índice que es todavía más elevado en el caso de los actores y actrices de teatro al llegar al 17 por ciento.

Contabilizando únicamente los ingresos obtenidos por el ejercicio de la profesión artística, el 70 por ciento de los artistas se sitúan por debajo de la línea de la pobreza, frente al 58 por ciento de Cataluña y el 68 por ciento en Madrid. Este porcentaje engloba a los que no obtuvieron ningún ingreso en absoluto o a los que, habiendo conseguido trabajar "en lo suyo", no superaron los 6.000 euros anuales (500 euros al mes de media). El porcentaje de artistas por debajo de la línea de la pobreza asciende hasta un terrible 88 por ciento en el sector audiovisual.

Además de ese 70 por ciento mencionado, otro 17 por ciento del total de artistas se sitúan en la franja de la situación precaria, con ingresos medios entre 500 y 1.000 euros al mes. Quienes superan la condición de mileuristas son el 13 por ciento restante.

Si se toma en consideración el total de los ingresos (los propios de la profesión artística y aquellos obtenidos mediante otros empleos), se enmarcan en la categoría de pobres al 41 por ciento de los artistas encuestados y en precario a otro 32 por ciento. Es decir, solo el 27 por ciento de los intérpretes valencianos disfrutan de una posición "desahogada", entendiendo esto como un mínimo de 1.200 euros de ingresos totales al mes.

En el aspecto positivo, en cuanto al análisis en función del género, las mujeres valencianas salen desfavorecidas --cobran menos y trabajan más que ellos-- pero el agravio comparativo es menor que en otros territorios: hay un 59 por ciento de paro entre ellas y un 56 por ciento entre ellos, una brecha inferior a la media estatal, que es de seis puntos. También como dato alentador, la Comunitat acredita, al menos, el mejor dato de talento precoz, ya que el 41 por ciento logra su primer trabajo antes de los 18 años.

Iván Arpa ha aseverado que, tal y como reflejan los estudios realizados por Fundación Aisge en los últimos doce años, ha habido una caída en picado del empleo desde 2014. "Siempre ha sido mala --ha apuntado-- pero en los últimos años es aún peor".

"FALTA DE POLÍTICAS CULTURALES ACTIVAS"

A la rueda de prensa ha asistido el presidente del sindicato de Actors i Actrius Professionals Valencians (AAPV), Ximo Solano, quien ha enfatizado que detrás de esas cifras hay "una falta de políticas culturales activas" y una visión "idílica" del trabajo artístico que impide verlo como un sector industrial capaz de impulsar la economía.

"Hay un velo puesto en la clase dirigente", ha dicho Solano, que ha apostillado que habla de todos los partidos políticos. "Venimos de un montón de reuniones pero, o nosotros no somos capaces de hacerlo llegar o existe un problema genético de saber escuchar", ha sentenciado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies