El 92,9% de los funcionarios de la Generalitat entiende el valenciano y un 35,7% reclama más formación lingüística

 

El 92,9% de los funcionarios de la Generalitat entiende el valenciano y un 35,7% reclama más formación lingüística

Trabajadora de la administración
Europa Press
Actualizado 23/05/2017 15:56:35 CET

VALÈNCIA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El 92,9 por ciento de los funcionarios de la administración de la Generalitat entiende el valenciano perfectamente o bastante bien
--56,7% y 36,2%, respectivamente--, un 6,9 por ciento poco y un 0,2 por ciento nada, mientras que un 57,3 por ciento lo sabe hablar perfectamente o bien --26% y 31,3, respectivamente--, un 38,5 por ciento poco y un 4,2 por ciento nada.

Igualmente, un 80,6 por ciento de estos empleados sabe leer en valenciano perfectamente o bastante bien --43,1% y 37,5%, respectivamente--, un 17,5 por ciento un poco y un 1,9 por ciento nada.

No obstante, en el caso de la escritura en valenciano el porcentaje de trabajadores públicos autonómicos que tiene pocos conocimientos o ningunos, un 54,1 por ciento --39,4% un poco y 14,7% nada-- supera a los que son competentes en este ámbito, 45,9 por ciento --14,8% perfectamente y 31,1% bastante bien--.

Asimismo, del total de empleados de la Generalitat un 35,7 por ciento asegura que necesita más formación lingüística para desempeñar su puesto de trabajo, frente a un 60,9 por ciento que no.

Estos datos se desprenden de la Encuesta sobre el Uso del Valenciano en la Administración encargada por el Gobierno autonómico y llevada a cabo en las tres provincias de la Comunitat a través de entrevistas personales a trabajadores públicos de las distintas consellerias y de organismos como el CVC, el IVIA, el Institut Cartogràfic, Culturarts, el Ivaj, el Servef o el Invassat.

Así lo ha indicado este martes la directora general de la Función Pública, Eva Coscollá, que ha presentado junto al director general de Política Lingüística y Gestión del Multilingüismo, Rubén Trenzano, los resultados de este sondeo y el Plan de Acompañamiento Lingüístico al Personal de la Generalitat.

La selección de los entrevistados para este sondeo ha sido aleatoria y en ella han participado funcionarios de todas las categorías profesionales A1, A2, C1, C2, APF y sin grupo, así como de todas las relaciones jurídicas --funcionarios de carrera, interinos, laborales fijos, temporales e indefinidos o eventuales--, ha explicado Coscollá. Ha apuntado que el universo de estudio abarca los 15.756 funcionarios de la administración autonómica valenciana, sin contar el personal docente, estatutario y de justicia.

En total, se han hecho 1.100 entrevistas entre el 14 de noviembre y el 7 de diciembre de 2016. La Encuesta sobre el Uso del Valenciano en la Administración de la Generalitat indica también, respecto al canal de aprendizaje a través del cual conocen esta lengua sus funcionarios, que por medio de cursos la ha aprendido a escribir el 77,7 por ciento y a hablar el 71,3 por ciento.

Por otro lado, el sondeo señala que en casa o con la familia ha aprendido a hablar el valenciano el 41,3 por ciento y a escribirlo el 10,3 por ciento de los empleados autonómicos, mientras que con los amigos lo ha aprendido ha hablar el 24,5 por ciento y a escribirlo el 2,2 por ciento. En el trabajo ha aprendido a hablar valenciano el 22,8 por ciento y a escribirlo el 15,5 por ciento de estos trabajadores, y en la escuela ha aprendido a hablarlo y escribirlo el 35,7 y el 35,2 por ciento, respectivamente.

En cuanto al aprendizaje de esta lengua, la encuesta apunta también que un 92,7 por ciento de los funcionarios autonómicos de la Comunitat asiste o ha asistido a cursos de valenciano --el 80,7% de la Generalitat para empleados públicos y el 28,2% en el sistema educativo reglado, mientras que otros lo han hecho en la universidad, los ayuntamientos, los sindicatos o asociaciones--.

Sobre las acreditaciones oficiales de valenciano, el 87,4 por ciento de los empleados públicos asegura tenerla --el 99,4% a través de la Junta Qualificadora de Coneixements de Valencià y el resto de escuelas oficiales o universidad--. En cuanto al nivel, el 68,6 por ciento cuanta con el Elemental o Mitjà, un 16 con el Oral y un 19,2 con el Superior.

COMUNICACIONES ORALES

La encuesta señala, por otro lado, que un 72,3 por ciento de los trabajadores de la Generalitat contesta en valenciano si se le dirige un usuario hablando en esta lengua y el 24,3 por ciento, en castellano. Sin embargo, la administración resalta que "solo el 12,3 por ciento de las comunicaciones orales con la ciudadanía son en valenciano".

Por lo que respecta a la elaboración de documentación escrita, Coscollá ha manifestado que "sorprende" que del 66,6 de funcionarios que la realiza "solo un 13,2" la haga siempre, generalmente o más veces en valenciano. Ha destacado que preguntados por los instrumentos de asesoramiento que les ayudarían a elaborar documentación en esta lengua, un 60,3 por ciento de los que la hacen piden modelos de documentos, el 22,6 por ciento atención telefónica.

La Generalitat ha indicado que a pesar de que hay una "significativa mayoría cualificada de personal con competencias más que suficientes para comunicarse en valenciano, el 45 por ciento podría hablarlo pero no lo hace y el 32,4 por ciento escribirlo y tampoco lo hace. Así, ha expuesto que esta lengua "no tiene un uso equitativo respecto al castellano" a pesar de ser también lengua oficial y que aunque las competencias en valenciano están acreditadas "en porcentajes más que razonables" esto "no se traduce en un uso real".

"POLÍTICA DE ACOMPAÑAMIENTO"

En consecuencia, como ha planteado Trenzano, la "política de acompañamiento lingüístico" se convierte en "una herramienta imprescindible" para lograr la autonomía lingüística de los funcionarios. "Es necesario activar la formación consolidada, dirigirla y extenderla", ha afirmado, tras lo que ha defendido la aplicación del Plan de Acompañamiento Lingüístico al Personal de la Generalitat que "arranca hoy".

Rubén Trenzano ha dicho que "la voluntad del Consell es "que todos los empleados públicos sean competentes en las dos lenguas oficiales". Ha precisado que este plan tendrá cinco "patas": repositorio de documentación institucional y administrativa; formación lingüística y técnica; atención lingüística; coaching lingüística y las nuevas versiones del Salt.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies