Ábalos asegura que el PP ejercía "control político, de la información y manipulación" sobre Feria Valencia

José Luis Ábalos
PSOE
Actualizado 17/05/2018 19:08:41 CET

VALÈNCIA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El exconcejal del PSPV en el Ayuntamiento de València y actual secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha asegurado este jueves que el PP ejercía "control político, de la información y manipulación" sobre Feria Valencia, al tiempo que ha considerado que durante su época de "hegemonía" los 'populares' tuvieron "la constante de utilizar lo público con un ánimo absolutamente privatizador".

   Así lo ha indicado Ábalos a los medios de comunicación antes de comparecer en la comisión de Les Corts que investiga la gestión general de las instituciones feriales en la Comunitat, a la que ha asistido en calidad de exedil del consistorio valenciano entre 1999 y 2009, a petición de Cs para explicar una reunión con el expresidente del Comité Ejecutivo de Feria Valencia, Alberto Català, a la que asistió junto a con Cristina Moreno y el entonces portavoz del PSPV en el consistorio valenciano, Rafael Rubio, el 23 de julio de 2002 para abordar el plan de modernización del recinto ferial.

   Preguntado por las declaraciones de Català --en su comparecencia de este mismo jueves ha negado que el PP controlara la institución--, Ábalos ha explicado que, tras la reunión por la que ha sido solicitado en Les Corts, su formación pidió en una moción que la oposición pudiera tener presencia en el Patronato de la feria para ejercer control pero "el PP se negó en redondo".

   Ha recordado que el Patronato estaba presidido por la alcaldesa de València, Rita Barberá, y en él participaban dos miembros del gobierno municipal: los concejales de Hacienda y Urbanismo, y fue precisamente el edil responsable de esta área Alfonso Grau quien en su respuesta a esta petición dijo que "la oposición no tenía por qué estar" en ese organismo.

   "Si eso no se llama control político, dígame lo que es. Claro que lo ejercía. Totalmente, pero además también la información y la manipulación", ha subrayado.

"DENUNCIAR ERA SUFRIR EL DESPRECIO MÁS ABSOLUTO"

   "En aquellos años, denunciar estas cosas era sufrir el desprecio más absoluto y las campañas en negativo. Nosotros como partido tuvimos que sufrir mucho el estigma  de no ser valencianos simplemente por no apoyar esa oscura gestión y ante cualquier cuestión siempre estuvo el chantaje de la no valencianía. Más allá de eso, tampoco triunfábamos mucho en los medios", ha lamentado.

   Preguntado por si como consecuencia de ese control era posible que el PP "no quisiera pagar la factura" por la celebración de su Congreso nacional de 2008, el secretario de Organización de los socialistas no ha querido entrar "en ese detalle", aunque ha puntualizado: "Lo que está claro es que el PP en todos sus años hegemonía absoluta tuvo la constante de utilizar lo público con un ánimo absolutamente privatizador y esa asociación de identificar nuestra comunidad con las siglas del PP le llevó a hacer exactamente lo mismo con los recursos públicos".

   "La monopolitización fue excluyente y exclusiva de algo que era de todos, y el resto éramos como invitados en la representación política", ha recalcado, y ha destacado la lucha de su partido por defender los intereses de los valencianos.

   En este sentido, ha señalado que si en aquel momento apoyaron los planes de desarrollo de la feria fue porque pensaba que eran positivos como también aceptaron "muchísimas otras cosas que luego hemos visto cómo han sido utilizadas espuriamente para otros menesteres".

   "Nosotros nunca dijimos que no viniera el Santo Padre a visitar València. Nunca nos opusimos, pero tampoco pensamos que esa era la excusa para una serie de tropelías como tampoco nos opusimos a la Copa América o a tantas cosas que pensamos que podían beneficiar  a València". A su juicio, el problema radica en que "tras estos buenos propósitos" se ha visto "qué tipo gestión y personajes se escondían detrás".

"PERPLEJIDAD" POR SU CITACIÓN EN LES CORTS

   José Luis Ábalos ha mostrado su "perplejidad" por haber sido citado en la comisión ya que ha indicado que en aquella época él era un concejal responsable del área de Cultura y "no tenía nada que ver" con la feria y, de hecho, ha admitido que se ha tenido que "informar". "Los que estuvimos velando intereses de los valencianos no tiene ningún sentido que estemos aquí, salvo que nos quieran hacer un homenaje que yo agradecería", ha apostillado.

   Sin embargo, ha manifestado que si su asistencia "permite esclarecer lo que ocurrido con los sobrecostes y también contextualizar y entender la época con la pésima calidad democrática de entonces, habremos hecho un servicio a la democracia en esta comunidad".

REUNIÓN CON CATALÀ

   Sobre la reunión que mantuvo junto a Rubio y Moreno con el entonces dirigente de feria Valencia, ha explicado que el motivo de la cita era para ver si Català tenía la "caballerosidad de dar la información que a Moreno se le negaba en Les Corts", aunque ha admitido que "tampoco lo consiguieron" porque "se les informó levemente de los planes de desarrollo de la feria" y la información facilitada era la misma que uno podía encontrar en la web de la CNM.

   Ha relatado que tras la cita el PSPV presentó una moción en el Ayuntamiento con dos objetivos: que la oposición formara parte del Patronato, a lo que el PP se opuso, ha lamentado; y que hubiera un informe de la Intervención que asegurar que no iba a haber ninguna consecuencia de carácter financiero para el ayuntamiento de València, que sí se aprobó.

   "Desde el minuto uno el grupo socialista siempre estuvo preocupado de que nunca le pudiera afectar esos planes que impulsaba la Generalitat y la Feria a los intereses de los valencianos. Nuestra actitud fue la de ser pioneros en la transparencia y en la advertencia de una forma de gestionar de la que pasados los años sabemos perfectamente cuáles han sido sus consecuencias", ha reivindicado.

   Ya en la comisión, ha reiterado que él era regidor de Cultura y, por tanto, no era la persona "más indicada" para aclarar la gestión en la feria porque "no tenía nada que ver". Ha explicado que asistió a esa cita, que solicitó el portavoz del PSPV en el consistorio valenciano, porque había quedado para almorzar con Rubio, quien le dijo que iba a ir a la feria a reunirse con Català y que le acompañara. "El recuerdo que tengo es que era una visita institucional", ha puntualizado.

   Respecto al contenido, ha insistido en que él "iba a acompañar" y ha considerado que si no tiene recuerdo es porque no se trató "nada importante".

REGALOS

   El diputado del PP Fernando Pastor ha preguntado por los regalos que recibieron los ediles del grupo socialista en el consistorio durante 6 años, algunos de ellos en plena crisis, regalos por valor de entre 20 y 30.000 pesetas por parte de la feria, a lo que Ábalos ha admitido no recordarlo.

   "Si hubiera tenido un regalo significativo  me acordaría. No tengo ningún recuerdo más allá de regalos merchandising tanto de la empresa de agua como de la feria", ha señalado para apuntar algunos como "una mantita con un asa y dos correas o abridores de botellas de vino". "Eso no sirve de nada y nada de eso conservé", ha zanjado.

PSPV CRITICA LA CITACIÓN A ÁBALOS

   El parlamentario del PSPV José Muñoz ha criticado la citación a Ábalos al considerar que él no tuvo "nada que ver" y, por tanto, entender que la comparecencia "responde a otros intereses que no tienen nada que ver con el objeto de la comisión". "Esta comisión trata investigar aspectos d la gestión de feria valencia y aquellos que estaban oposición nula gestión pudieron hacer", ha considerado.

Contador