Abogados Cristianos pide una investigación al Defensor del Pueblo para "proteger" la Cruz del Parque Ribalta de Castelló

CRUZ DEL PARQUE RIBALTA
PLATAFORMA EN DEFENSA DE LA CRUZ DEL RIBALTA
Publicado 09/06/2018 13:48:38CET

CASTELLÓ, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Abogados Cristianos ha solicitado al Defensor del Pueblo que abra una investigación al Ayuntamiento de Castellón "para proteger" la Cruz del Parque Ribalta, así como que "exija responsabilidades al equipo de gobierno de la ciudad, y en especial al concejal de Seguridad Ciudadana, por su comportamiento en lo relativo al monumento".

La asociación ha denunciado mediante un comunicado que el Ayuntamiento "fomenta la discriminación a los cristianos vinculando la Cruz del Parque Ribalta con el régimen franquista, con el único objetivo de dividir a la ciudadanía".

Desde Abogados Cristianos han insistido en que "la única vinculación del monumento con la época de la dictadura es su fecha de construcción, ya que la inscripción que aparece en él es: A las víctimas de la violencia". Por lo que, aseguran, "su destrucción supondría un grave atentado contra la libertad religiosa".

La organización de juristas denuncia también ante el defensor del pueblo "la inacción del Ayuntamiento para frenar los ataques a la Cruz, aun sabiendo que los mismos comenzaron a raíz de la vinculación del monumento con el régimen franquista por parte del equipo de gobierno".

Abogados Cristianos denuncia además "la forma en la que el Ayuntamiento de Castellón está llevando a cabo sus planes para derribar la Cruz". Según la Asociación, "la destrucción del monumento se enmarca dentro del Proyecto de remodelación del Parque Ribalta, aunque no se hace mención expresa al derribo para evitar la adopción de medidas legales por parte de la ciudadanía".

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, teme que "se repita lo vivido recientemente en otros municipios de la Comunitat Valenciana como Vall D'Uixó y Callosa de Segura" y pide que "se prohíba el derribo de monumentos hasta que no haya sentencias firmes". Asimismo, ha asegurado que "llevarán a los tribunales a los responsables políticos de estas demoliciones por incitar al odio y atentar contra la libertad religiosa".