Acaip asegura que empleados e internos de Picassent están "expuestos" a emanaciones de monóxido de carbono

Actualizado 29/11/2010 12:51:04 CET

VALENCIA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Oficina en Valencia de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) critica que trabajadores penitenciarios e internos del centro penitenciario de Picassent están "expuestos a emanaciones de monóxido de carbono".

En un comunicado, el sindicato asegura que desde hace unas semanas con el encendido de la calefacción de la Unidad de Preventivos del establecimiento penitenciario de Valencia "se viene percibiendo un fuerte olor resultante de la combustión de dichas calderas, olor que llega a producir después de un rato cierto mareo e irritaciones de garganta".

A los pocos días, Acaip puso estos hechos en conocimiento de los responsables del centro, así como del Servicio de Prevención de Riesgos para que se buscara cual es el origen de dichas emanaciones, "sin que hasta la fecha se haya recibido información oficial al respecto, ni mucho menos solucionado el problema", han lamentado las mismas fuentes.

A juicio de este sindicato hay dos posibles explicaciones. La primera de ellas es "una mala combustión de las calderas, que produciría mayores emisiones que las debidas". Por otra parte, recuerdan que el año pasado se realizaron unas obras de cambio de todas las cubiertas en los tejados de la Unidad de Preventivos y en la zona próxima a donde están las chimeneas de las calderas se dejaron unos agujeros de ventilación, lo que provoca que cuando el viento sopla desde esa dirección se cuele el humo por ese espacio y, desde ahí, invada todos los pasillos del centro.

"En uno u otro caso sería necesaria una intervención inmediata para detectar el origen del problema y poner solución al mismo. Se trata de un hecho muy grave que no admite más dilaciones, ni excusas de que 'no hay dinero'", insta Acaip.

La entidad resalta que la Unidad de Preventivos alberga a más de 1.000 internos, y que cada día más de 200 trabajadores desarrollan su actividad profesional en dicho centro. "Todos ellos están, por tanto, expuestos a estas emanaciones, se puede estar poniendo en grave riesgo su salud", advierte la organización.

Desde Acaip añaden que la exposición prolongada al monóxido de carbono puede causar daños graves para la salud, alguno de ellos de carácter irreversible.

"Esta es una muestra más de la poca importancia que la Administración penitenciaria concede a la protección de la salud de sus trabajadores, a los que no duda en exponer a riesgos innecesarios", han censurado fuentes del sindicato, que han anunciado que se va a formular la correspondiente denuncia de los hechos tanto ante la Inspección de Trabajo de Valencia como ante el Servicio Central de Prevención de Riesgos de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en Madrid.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies