Acaip denuncia que 30 funcionarios de Picassent están pendientes dos semanas de pruebas que descarten tuberculosis

Vista exterior de la cárcel de Picassent
EUROPA PRESS
Publicado 22/05/2017 12:50:09CET

   VALÈNCIA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   El sindicato Acaip ha denunciado este lunes que una treintena de trabajadores del establecimiento penitenciario de Picassent (València) llevan "más de dos semanas" a la espera de ser citados para realizarse pruebas que descarten haber sido contagiados de tuberculosis.

   Según ha informado el sindicato en un comunicado, en el mes de abril se detectó un caso de tuberculosis bacilífera contagiosa en un interno del centro, que fue trasladado el día 20 de ese mes al Hospital General. El interno llevaba en el centro penitenciario de Valencia desde el día 15 de febrero.

   A raíz de ello, se inició la aplicación de los correspondientes procedimientos en materia de salud pública y de salud laboral de los trabajadores que, según ha explicado, "suponen detectar a aquellos internos y trabajadores que más contacto han tenido con el preso infectado, para ser sometidos a los estudios necesarios para descartar que hayan sido contagiados".

   En el caso de los internos, Acaip asegura que a los pocos días, se comenzó a realizarles las pruebas oportunas. Respecto a los trabajadores, se activó el protocolo vigente en Instituciones Penitenciarias (II.PP.) y, en primer lugar, "se identificó a aquellos que habían tenido más contacto con el paciente, y se les indicó la conveniencia de someterse a esas pruebas para descartar un posible contagio".

   Según Acaip, esta comunicación se llevó a cabo "a principios del mes de mayo" y ahora, más de dos semanas después, "por parte de la empresa contratada por la Secretaría General de II.PP. para la vigilancia de la salud de los trabajadores penitenciarios no solo es que no se les hayan realizado esas pruebas, sino que todavía no se les ha dado fecha para ello".

   "Esta situación está provocando una sensación de angustia, intranquilidad y preocupación entre los trabajadores afectados, y también entre sus familias, ya que ven como van pasando los días sin que ni siquiera se les realicen las pruebas que permitan descartar un contagio", ha criticado el sindicato, que asegura que desde el centro penitenciario se intenta contactar "todos los días" con los responsables de esa empresa encargada "para tratar de agilizar los plazos y las actuaciones sin que se facilite ninguna solución".

   Acaip recalca que es importante que estas pruebas se realicen "cuanto antes" para, en caso de que sea necesario, empezar "de forma inmediata" el correspondiente tratamiento. A su juicio, "se trata de un gravísimo incumplimiento de las obligaciones de la empresa adjudicataria, que no es el primero que se produce, y por tanto también de la obligación de la administración penitenciaria de velar por la salud y la seguridad de sus trabajadores".

   En esta línea, Acaip asegura que la misma empresa "tiene pendientes de realizar más de 100 reconocimientos médicos ordinarios a trabajadores penitenciarios en el centro penitenciario de Castellón II (Albocàsser)".

   En caso de que algún trabajador esté afectado por tuberculosis, Acaip no descarta acciones penales contra la empresa adjudicataria "por su negligencia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies