Acció Popular espera que Botella "no minimice la violencia fascista" y "escuche a las víctimas"

Actualizado 28/12/2010 21:16:19 CET

VALENCIA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La plataforma Acció Popular Contra la Impunitat, formada por más de 30 partidos políticos, sindicatos, ONG, asociaciones culturales y movimientos sociales, ha tendido su mano a la nueva delegada del Gobierno en la Comunitat, Ana Botella, de quien espera que "no minimice la violencia fascista" y "escuche a las víctimas".

En un comunicado, ha confiado en que ese ofrecimiento sirva para "evitar" que se repitan los "desencuentros vividos" con su antecesor en el cargo, Ricardo Peralta, a consecuencia de su "actitud" ante los "constantes hechos de violencia fascista".

Acció Popular espera que Botella "escuche a las víctimas y ratifique su compromiso con la defensa de los derechos humanos y los valores democráticos, sin dar ningún tipo de oportunidad a que la intolerancia se normalice todavía más" en la Comunitat Valenciana.

Desde su formación en 2007, la plataforma ha denunciado "las constantes agresiones, atentados y acciones de grupos intolerantes contra personas y colectivos", para lo que ha presentado informes que "recogen estos incidentes" y "demuestran la falta de acción efectiva para pararlos".

Al respecto, desde Acció Popular han criticado que esos informes evidencian que "la gran mayoría de esos ataques, algunos tan graves como los atentados con bomba contra Esquerra, CEAR o el Bloc, no han sido nunca resueltos".

Han reprobado igualmente que la Comunitat Valenciana "continúa encabezando los rankings de delitos de odio al Estado español, la mayoría de los cuales quedan impunes", tal y como "acreditan" los informes que elabora la plataforma.

En concreto, han indicado que el último ataque tuvo lugar la madrugada del 25 de diciembre contra la sede de Compromís, que sufrió el lanzamiento de pintura y piedras contra su fachada, por lo que se presentó una denuncia. "Esperamos que de una vez se dé con los responsables", han reivindicado las mismas fuentes.

Desde la plataforma han criticado que Peralta tuvo "una actitud de desprecio y minimización" ante esas acciones, "negándolas y calificándolas incluso de 'fruto de la normalidad democrática'" y que, además, rechazó "apoyar la creación de una Fiscalía de delitos de odio en la Comunitat Valenciana, como ya existe en Madrid y en Catalunya".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies