Aecas y Bienestar social negocian un acuerdo para garantizar todas las plazas concertadas para dependientes

Actualizado 19/09/2012 19:49:51 CET

VALENCIA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Empresas Concertadas de Accesibilidad Social (Aecas) negocia un acuerdo con la Generalitat Valenciana que garantice que se mantengan las 4.000 plazas públicas concertadas y que se dé estabilidad a los más de 3.400 puestos de trabajo que ofrecen las 47 residencias miembros de la asociación, según ha indicado la asociación en un comunicado.

En una reciente reunión mantenida entre el presidente de Aecas, Marcos Penadés y el conseller de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, se planteó la "gravísima" situación que supondría para la Comunitat la eliminación de la mitad de estas plazas, a las que pueden optar todos los dependientes, incluidos los que perciben rentas bajas.

En la reunión, Penadés ha recordado que la asociación se ha visto obligada a presentar una serie de alegaciones a las modificaciones que está desarrollando la Generalitat en el borrador de la Orden de la Ley de Dependencia por entender que se estaban reduciendo 2.000 plazas concertadas para personas dependientes en la Comunidad.

Marcos Penadés ha indicado que una plaza pública o concertada "es la única que garantiza el acceso a cualquier persona a la red", independientemente de su situación económica, ya que es el único tipo de plaza que no exige ninguna aportación por encima de la pensión.

Por otro lado Aecas ha subrayado en el encuentro la "necesidad" de que la Administración cumpla sus compromisos de pagos. Las plazas concertadas de accesibilidad social están soportadas por un contrato administrativo con sus correspondientes partidas presupuestarias. En este momento la deuda que la Administración tiene contraída con las empresas de Aecas asciende a 34 millones de euros, después de no haber cobrado ninguna cantidad en 2012, al igual que sucede con otras entidades y colectivos de servicios sociales.

Este principio de acuerdo, "de plasmarse definitivamente", supondrá "no condenar a miles de dependientes a quedarse sin plazas en las residencia concertadas, ni obligar al cierre de muchos centros de accesibilidad social" caracterizados por sus altos estándares de calidad e instalaciones de última generación, y sobre todo garantizar el trabajo estable a más de 3.400 profesionales en su mayoría jóvenes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies