Alarte critica que Fabra y el PPCV han esperado a pasar las elecciones para firmar la "defunción" del CIPF

Jorge Alarte atiende a los periodistas en imagen en archivo
Europa Press
Actualizado 24/11/2011 13:19:36 CET

VALENCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSPV y síndic en las Corts Valencianes, Jorge Alarte, ha afirmado este jueves que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y el PPCV "han esperado hasta después de las elecciones generales para firmar la defunción del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF), el mayor y más prestigioso centro investigador de la Comunitat Valenciana, y lo han hecho con una actitud totalmente despótica y desproporcionada".

De esta forma se ha referido el síndic socialista en un comunicado al inicio de los despidos y ha criticado que hayan ejecutado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) "de la peor forma posible: con premeditación y alevosía, con una urgencia inexplicable y sin respetar el plazo de 48 horas pactado previamente".

La gerencia del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia (CIPF) hace efectivos este jueves a partir de las 12.00 horas los despidos a los 114 trabajadores incluidos en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), después de que, en un principio, se empezaran a cursar este miércoles sin cumplir el acuerdo de preaviso con 48 horas de antelación alcanzado y se paralizaran posteriormente tras un queja del comité de empresa.

El líder socialista ha advertido al respecto de que se trata "del primero de otros recortes que, lamentablemente, Fabra ya ha previsto justo donde no toca, en investigación, ciencia e innovación" y ha calificado de "un atentado a la ciencia, la instrucción de Fabra de iniciar los despidos, porque han eliminado de un plumazo 13 de las 25 líneas de investigación existentes".

En opinión de Alarte, "Fabra impide de esta forma que la Comunitat salga de la crisis al no apostar por la innovación y el conocimiento" y le ha vuelto a exigir, como ya hizo en una visita realizada el pasado 4 de noviembre al CIPF, "que frene el ERE, porque va en contra de toda lógica y en detrimento de nuestro futuro". En esta línea, ha reclamado que las subvenciones dirigidas al centro de investigación "sean de 9,7 millones de euros anuales, como en el año 2010".

El líder socialista ha demandado "que se reconduzca la situación difícil por la que atraviesa el centro, que se redefinan sus objetivos y que se recupere el necesario espacio de diálogo con sus trabajadores".