Alarte denuncia que Font de Mora les ha "prohibido" tener una reunión en el IES Luis Vives con la dirección y AMPAS

Actualizado 17/06/2010 15:23:47 CET

VALENCIA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, lamentó hoy que el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, les ha "prohibido" mantener la reunión que tenían prevista esta mañana en el Instituto de Secundaria Luis Vives de Valencia con la dirección del centro y las AMPAS.

Según explicó Alarte a los medios de comunicación, la dirección les comunicó que no podían celebrar esta reunión en las instalaciones educativas, después de recibir "instrucciones" de la inspección educativa manifestándose en este sentido.

Alarte aseguró que el Consejo Escolar del IES había accedido a mantener esta reunión, tras establecer unas normas básicas, como que no se interfiriera en la actividad escolar o que no se tratara de un acto electoral.

Aseguró que "un gobernante democrático, normal, simplemente homologable a cualquier otro gobernante en España o en Europa jamás hubiera ordenado esta prohibición" y afirmó que "a nadie se le hubiera ocurrido hacer una prohibición de estas características más que al gobierno más degradado, más antidemocrático y más atrasado, antiguo y devaluado de todos los gobiernos regionales europeos y de cualquier otra institución en la Unión Europea, que es el Gobierno que preside Francisco Camps".

El dirigente socialista reclamó al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, que explique si "comparte la prohibición del conseller de Educación para que accedamos a las instalaciones" del IES, para "poder escuchar a la comunidad educativa, a los representantes de los padres y madres para conocer sus problemas y cuales son sus aspiraciones".

A su juicio, "el conseller Font de Mora es una lacra para la democracia valenciana, es una lacra para el desarrollo cultural y educativo de esta Comunitat y es una lacra para el futuro del conjunto de los valencianos y valencianos".

En este sentido, incidió en que "el fracaso escolar es el fracaso de Camps y de su política educativa; el fracaso escolar no es un problema de cómo son los valencianos y valencianos ni tampoco es un problema de dinero; es un problema de una política equivocada, antidemocrática, de una política que nos condena a no tener educación infantil de 0 a 3 años" y al "infradesarrollo".

Esta política, prosiguió, "condena a nuestras universidades a no tener futuro, a no tener la financiación necesaria" y añadió que aboca a la "discusión para poder tener edificios dignos cuando tendríamos que estar hablando de integración cultural, de multiculturalidad, de un ordenador, un alumno". Lamentó que el PP "mira para otro lado" y "condena" a los valencianos "a la peor enseñanza y a la peor educación".

Alarte criticó que "Camps cree que la no democracia, la negación de la palabra, es la normalidad y eso es la anormalidad", y advirtió que en cualquier caso, escucharán a la comunidad educativa "si no puede ser dentro del centro", "allá dónde se pueda".

Alarte, junto la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Carmen Alborch, y el secretario general de la ciudad, Salvador Broseta, visitó hoy Ciutat Vella, comenzando por la Plaza del Ayuntamiento.

Alborch manifestó que escuchar "es uno de los principios básicos de un gobernante o de quien aspira a serlo" y manifestó que "qué mejor" lugar para hacerlo que un centro educativo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies