Alarte subraya que el auto de archivo de la querella contra Soler es una "derrota" de Camps y del PP

Actualizado 20/06/2009 14:51:53 CET

ELX (ALICANTE), 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, afirmó hoy que el auto dictado por la sección séptima de la Audiencia Provincial, por el que archiva la querella presentada por el PP contra el alcalde d'Elx, Alejandro Soler, ha constatado que "la estrategia de Francisco Camps --presidente de la Generalitat--, del PP, ha sido derrotada".

Alarte, que se pronunció en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse con el alcalde d'Elx, acusó al PP de haber intentado cambiar el gobierno legítimo de las urnas d'Elx "a base de pervertir la democracia, a base de mentiras y de difamaciones", pero Camps, subrayó, "ha perdido la batalla y su títere privada, Mercedes Alonso, está sumida en la vergüenza política más absoluta".

Alarte, quien recordó que su partido "siempre" ha confiado en la "honorabilidad" del alcalde de Elx, aseguró sentir "cierto sonrojo ante la desvergüenza" porque "el auto no sólo pone las cosas en su sitio, dejando claro que Alejandro Soler no ha cometido ningún delito, sino que además no deja ningún resquicio a la duda" porque "es un auto fundamentado en el que se analizan todas y cada una de las cuestiones planteadas, y es contundente, no hay dolo, no hay delito".

"Por fin --agregó-- todo queda donde corresponde y el sonrojo es la capacidad de hacer el ridículo, de mentir, la capacidad de degradar la vida democrática que Camps tiene a través de todos sus voceros, que ya ni siquiera tienen la vergüenza de pedir disculpas", afirmó Alarte, que añadió que lo sucedido en Elx "es un grave ataque contra los ilicitanos y las ilicitanas porque Camps desprecia a Elx y Mercedes Alonso sólo tiene un interés, que es el poder por el poder".

Por último, se refirió a las declaraciones realizadas ayer por el secretario general del PPCV, Ricardo Costa, que solicitó la "dimisión inmediata" de Alejandro Soler. En este sentido, el líder de los socialistas valencianos sostuvo que "un señor imputado, que además está siendo investigado por la Audiencia Nacional, no tiene autoridad para decir nada y después del auto de ayer sólo tiene autoridad para pedir disculpas". "El que se tiene que ir es él y que se lleve a Mercedes Alonso", concluyó.