El alcalde de Cullera (PP) acusado del ruido de pubs dice ante el juez que "siempre" ordenó atajar el problema

Sanjuan, a la izquierda, junto al otro acusado al inicio del juicio
EUROPA PRESS
Publicado 09/04/2014 16:34:01CET

VALENCIA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Cullera (Valencia) y diputado provincial de Turismo, Ernesto Sanjuán (PP), acusado de permitir que tres pubs de la localidad superasen durante varios años los límites de ruido permitidos, ha defendido ante el juez que sus órdenes eran "siempre" que "se ataje el problema". Así mismo, ha asegurado que desde 2003, desde el mismo momento en que tomó de nuevo posesión como alcalde, el consistorio "no ha parado de hacer medidas correctoras para que los vecinos tuvieran las mínimas incidencias en su descanso".

Sanjuán, que se ha sentado este miércoles en el banquillo de los acusados ante el juez de lo Penal número 4 de Valencia, se enfrenta a una pena de dos años y tres meses de prisión, tal y como reclama el ministerio público en su escrito de calificación provisional, por un delito de prevaricación medioambiental. También le solicita ocho años de inhabilitación especial para empleo o cargo público.

Junto a Sanjuán, estaban acusados inicialmente en este procedimiento otros dos hombres propietarios de tres pubs --establecimientos ya cerrados--, pero tanto el ministerio fiscal como la acusación particular han retirado su denuncia contra uno de ellos, por lo que no ha sido juzgado. Para el que se sienta en el banquillo junto a Sanjuán, el fiscal le pide una pena de tres años y un mes de prisión por un delito contra el medio ambiente y los recursos naturales.

El juicio por estos hechos debía de haberse celebrado el pasado mes de octubre en la Audiencia de Valencia, pero se tuvo que suspender por declararse este tribunal no competente para enjuiciar los hechos después de que la acusación particular retirase la circunstancia agravante de desobediencia que inicialmente fijó contra los dos empresarios. Tras ello, se fijó para la vista, que ha comenzado este miércoles, el juzgado de lo Penal número 4 de Valencia.

En el juicio, Sanjuán ha confirmado, tal y como ha expuesto el fiscal, que ocupó la Alcaldía de Cullera entre 1991-2001 y desde 2003 hasta la actualidad. Durante más de 15 años, desde 1990 hasta 2008, vecinos de la localidad denunciaron al Ayuntamiento las actividades de tres pubs y el perjuicio que estaban padeciendo por los ruidos. Sin embargo, y pese a constarle al primer edil diferentes informes y reclamaciones al respecto, éste "no actuó", según mantiene el ministerio público.

Pese a estas manifestaciones, el primer edil ha defendido en el juicio que desde 2003 se adoptaron "medidas" para "aminorar las molestias de los vecinos y eliminar la problemática", y ha asegurado que están "contentos" porque "se ha eliminado todo": "entramos con un problema, y ese problema se ha solucionado", ha agregado.

En este sentido, ha asegurado que sus órdenes fueron "siempre" que se cumpliera y solucionara la problemática y ha precisado que "así consta en todas las actas". Además, ha recordado que él presidía la Comisión de Seguimiento de Zona Acústicamente Saturada (ZAS) que se creó en el municipio para adoptar iniciativas contra el ruido y ha indicado que por este motivo tenía conocimiento de las molestias causadas por los tres pubs de la localidad.

"Para un alcalde, cualquier problema que haya en su pueblo, hay que solucionarlo", ha apostillado, al tiempo que ha señalado que él desconocía si la música de los pubs era potente o no, y ha dicho que de ello "se encargaban los técnicos y la policía local". Sin embargo, ha señalado que sí tenia constancia de que la problemática no era tanto de los locales, sino más bien del tráfico y de la gente que se concentraba alrededor de los establecimientos.

Preguntado por si tenía conocimiento de que los vecinos, reiteradamente, habían pedido soluciones en relación con los tres pubs, ha dicho que ningún vecino había ido a hablar con él, pero ha indicado que sí conocía que había quejas y que a partir de ellas "se tenía que actuar".

Sanjuán ha indicado, respecto al cierre de algunos establecimientos, que "no es cerrar por cerrar, sino que se tomaban decisiones a partir del informe y los trámites correspondientes". "Muchísimas cosas hemos hechos para solucionar el problema, y no es fácil en un municipio turístico, pero se ha solucionado", ha apostillado.

"RELACIÓN BUENA Y FLUIDA"

Por su parte, el propietario de dos pubs que se ha sentado en el banquillo junto a Sanjuán, ha explicado que no tenía constancia de las quejas iniciales de los vecinos por el ruido: "la relación con los vecinos era buena y fluida. A mí personalmente nadie me ha dicho que tenía molestias", ha apostillado.

Así, el acusado ha afirmado que conoció las quejas a partir de 2007, cuando hubo una reunión con motivo de la ZAS en la que dijeron que se iban a adoptar medidas e iban a haber cambios. "Hasta 2007 yo funcionaba normalmente", ha aseverado. La primera notificación que tuvo, por tanto, --ha insistido-- fue en 2007, año en el que se le requirió también una auditoría acústica que dice que realizó.

Preguntado por si tenía las licencias en regla, el acusado ha dicho: "todo lo que comporta el tema de las licencias lo tenía en regla, y todo lo exigido para las licencias en vigor". Interpelado por la insonorización de los locales, ha afirmado que sí lo estaban: "para dar una licencia los locales han de estar insonorizados", ha apostillado.

El propietario ha afirmado que cerró en 2009 los pubs porque los vecinos le impidieron medir los decibelios en el piso colindante a los locales: "no me dejaban demostrar lo que se ha de demostrar. Pedimos amparo y nunca nos dejaron medir", ha dicho.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies