Inusa comienza a baldearse con agua depurada para mantener las reservas de los acuíferos salinos

Actualizado 19/09/2007 14:38:03 CET

ALICANTE, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La empresa concesionaria del servicio de limpieza de Alicante, Inusa, está baldeando la ciudad desde hace un mes con agua de la depuradora del Rincón de León, tras su tratamiento terciario para evitar malos olores, lo que representa un ahorro de más de 100.000 litros diarios de agua de esos acuíferos y aumentar la frecuencia de baldeo, según informó la compañía en un comunicado.

Tras los buenos resultados obtenidos desde que comenzó a ponerse en práctica esta iniciativa, a principios del mes de agosto, los responsables de la empresa han decidido incrementar el uso de agua depurada para baldeo y, en breve, comenzará a cargar dos cubas diarias de 10.000 litros de la depuradora de Orgegia, que se sumarán a las nueve cubas diarias con un total de 85.000 litros que ya se cargan en el Rincón de León.

Esta actuación, según la empresa, implica "extraer mucha menos agua de los acuíferos salinos que se utilizaban hasta el momento", situados en la calle Portugal, Pintor Baeza, Doctor Rico y Teulada. Así, el ahorro asciende a más de 100.000 litros de agua diarios de los acuíferos salinos, que si bien no sirve para riego ni es potable, sí es posible reutilizarla para estos menesteres sometiéndola a un proceso de desalinización.

La medida puesta en marcha por Inusa pretende optimizar al máximo los escasos recursos hídricos de que dispone la ciudad, con un mejor aprovechamiento racional del agua depurada y, a la vez, con una disminución de gasto de agua de los acuíferos salinos subterráneos.

Hasta primeros de agosto de este año, "como no era posible utilizar el agua de la depuradora del Rincón de León porque no tenía tratamiento terciario y su uso para la limpieza podía provocar olores desagradables, se sacaban de los acuíferos salinos de Alicante entre 235.000 y 250.000 litros diarios, cantidad que actualmente ha quedado reducida a unos 150.000 litros diarios".

En este sentido, la mercantil resaltó que los "beneficios ambientales" que supone la medida adoptada por Inusa, en colaboración con Emarasa, la empresa participada de Aguas Municipalizadas de Alicante que se ocupa de los residuos, "permiten entre otras cosas mantener las reservas de los acuíferos salinos de la ciudad y aumentar las frecuencias de baldeo, al disponer de mayor cantidad de agua para realizar este servicio".

De este modo, Inusa recordó que desde abril de 2004 "la ciudad de Alicante sufre restricciones de baldeo, por la sequía existente, de modo que en la actualidad las frecuencias de esta actividad de limpieza son de 90 días en los barrios y entre uno y cuatro días por semana en el centro, en función de las zonas".

Inusa emplea ocho cubas de agua, con ocho conductores y ocho peones para el baldeo diurno de Alicante, y cuatro cubas, con cuatro conductores y cuatro peones, para el baldeo nocturno, según indicaron las mismas fuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies