Medina rechaza una comisión de investigación sobre Urbanismo y acusa a la oposición de querer "destruir"

Actualizado 15/02/2006 16:38:22 CET

ORIHUELA (ALICANTE), 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Orihuela (Alicante), José Manuel Medina, consideró hoy innecesario crear una comisión de investigación para aclarar las presuntas irregularidades de la concejal de urbanismo de Orihuela, Eva Ortiz, al tiempo que acusó a la oposición municipal de querer "destruir".

José Manuel Medina se refirió así a la petición realizada ayer por los portavoces del Grupo Municipal Socialista, Francisco García Ortuño, y de IV- LV Moserrate Guillén, para que se abra una comisión de investigación sobre la gestión de la edil de urbanismo en Orihuela, y que aclare las presuntas irregularidades que afectarían terrenos propiedad de la edil y de su familia en la pedanía de San Bartolomé.

A este respecto, Medina criticó que los grupos de la oposición "no quieren saber la verdad, y prefieren dedicarse a echar sombra sobre la opinión publica", ya que aseguró que "saben cual es la verdadera trayectoria de los expedientes que en este momento se trata de investigar, nada más ni nada menos, que en una comisión de investigación, y se sigue queriendo permanecer en el error permanente".

Así, el alcalde dijo "no entender qué ocurre" con la gestión desarrollada en San Bartolomé por la edil de Urbanismo y aseguró que lo "único que se ha pretendido es cuando existe la necesidad de un suelo para ampliar los colegios, ponernos a trabajar para habilitar y de forma inmediata y adelantándonos en la gestión del tiempo, en más de dos años, para poder poner a disposición de la conselleria el suelo para que San Bartolomé tenga un colegio como necesita, para que pueda tener un centro cívico".

Por ello, insistió en que las acusaciones que realiza la oposición están basadas en datos que no se corresponden y en que "saben que es mentira y saben que ese suelo se acepta en el año 2001 y se eleva mediante escritura publica que se hace en el 2002 y en el año 2005 lo que se hace es elevar a escritura publica, lo que en el año 2002 se cedió, y eso lo saben".

A su juicio, "no hay ningún afán de aclarar nada ni de que las cosas funcionen, aquí lo único que hay es el afán de destruir, y a mí en eso no me van a encontrar, porque tengo muchas cosas que hacer".

No obstante, opinó que el Pleno "acordará lo que deba de acordar, yo no necesito ninguna comisión de nada, en esa comisión no vamos a hacer cosas distintas, si es que se celebra, de lo que ya hemos hecho, es decir, poner una vez mas los papeles encima de la mesa".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies