Los pacientes del Hospital de Elda aprueban con "satisfacción" el plan de información 'Consúltenos"

Actualizado 04/10/2007 16:15:56 CET

ALICANTE, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes ingresados en la Unidad Médica de Corta Estancia (UMCE) del Hospital de Elda (Alicante) tienen un grado de satisfacción "del cien por cien" en el plan de información 'Consúltenos', puesto en marcha el pasado mes de mayo para informarles sobre la medicación recetada con el objetivo de aumentar el conocimiento sobre la misma y evitar errores en su toma, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la Generalitat valenciana.

Tras la participación en el programa, la totalidad de los participantes afirmaron tener un grado de satisfacción "alto o muy alto en la entrevista y la explicación dada por el farmacéutico" dentro de este plan.

A través de este proyecto, que se enmarca en el ámbito de los programas que incrementan la seguridad en el manejo de los medicamentos promovido por la Dirección General de Calidad y Atención al Paciente de la Conselleria de Sanidad, el Servicio de Farmacia pretende aumentar el conocimiento del paciente o su familiar sobre la medicación y conseguir la conciliación de la misma.

Con ello, se pretende que el tratamiento hospitalario y ambulatorio estén integrados, así como identificar y rectificar discrepancias durante el ingreso, estancia o alta hospitalaria.

El servicio de Farmacia del Hospital puso en marcha el programa en la UMCE por las características de los pacientes ingresados, cuyo perfil responde a personas de edad avanzada, polimedicados y pluripatológicos. Estas particularidades conllevan en muchas ocasiones problemas con la medicación, debido a que el paciente desconoce cómo llevar a cabo de una forma correcta el tratamiento.

De esta manera, para evitar estos errores, el servicio de Farmacia entrega al usuario toda la información personalizada, de forma verbal y escrita, de toda su medicación, tanto la prescrita al alta hospitalaria, como la previa.

El programa resulta "muy didáctico", según apuntaron las mismas fuentes, quienes explicaron que el farmacéutico da al paciente material "muy fácil de entender, con etiquetas y un calendario con la información de la medicación que se va a llevar a casa".

Además, la labor de información "se extiende más allá del alta hospitalaria", puesto que se facilita un número de teléfono para las dudas. En todos los casos el farmacéutico llama al paciente después de siete días para interesarse por la evolución del tratamiento y la posible aparición de problemas relacionados con la medicación, según explicaron las mismas fuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies