Los tribunales condenan 1.888 personas a trabajos sociales, el 68% por delitos contra la seguridad del tráfico

Actualizado 16/06/2008 16:45:32 CET

A partir de ahora, los penados a trabajos comunitarios deberán hacer un curso de reeducación además de las labores sociales

ALICANTE, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Audiencia Provincial de Alicante, Vicente Magro, destacó hoy que un total de 1.888 personas han sido condenadas a trabajos sociales y comunitarios en la provincia durante el periodo entre el 30 de abril de 2007 y el 30 de abril de 2008, de las cuales un 68 por ciento --unas 1.300-- lo fueron por delitos contra la seguridad del tráfico.

Magro destacó hoy en rueda de prensa que "estas cifras son preocupantes, porque significa que dos de cada tres penados lo son por delitos contra la seguridad del tráfico". Además, resaltó que entre el 10 y el 15 por ciento de conductores beben habitualmente, lo que, en su opinión, demuestra que "no existe conciencia de que no se puede beber y conducir".

El presidente de la Audiencia subrayó que a partir de ahora, cualquier persona que sea condenada a trabajos sociales en la provincia de Alicante tendrá que realizar un curso de reeducación en materia de seguridad vial, además de participar en labores comunitarias de colaboración con organizaciones humanitarias y de ayuda a víctimas de accidentes o personas con minusvalías.

Magro explicó que en la reunión mantenida hoy con los distintos agentes policiales y judiciales que intervienen en materia de tráfico, todas las partes acordaron "incrementar de forma notable las plazas que podrán disponer los servicios sociales penitenciarios", pasando de las 65 actuales al millar en los próximos meses.

De este modo, los condenados a penas de trabajos en beneficio de la comunidad podrán cumplirlas "con la circunstancia adicional de que se les va a impartir primero un programa de reeducación dentro del numero de días a que ha sido condenados, más el trabajo elegido de entre los que se oferten hasta cumplir la pena".

Para ello, está previsto que los penados "considerados idóneos" para ello, colaboren con otras entidades y organizaciones humanitarias como Cruz Roja, Banco de Alimentos, la Asociación DIA de Víctimas de Accidentes, Cáritas, Alicante y Elche Acoge, la Sociedad Protectora de Animales, la Universidad de Alicante y Protección Civil.

Así, insistió, deberán seguir un programa de reeducación en seguridad vial como parte del cumplimiento de la pena, aprovechando el recurso que ahora realiza la Audiencia Provincial para penados a penas de prisión en seguridad vial, o por medio de los programas de la Jefatura provincial de Tráfico, o de cursos con la Policía local.

Con estas medidas, Magro consideró que se podrá atajar la "grave" situación actual, según la cual, de los 1.888 penados con trabajos comunitarios en la provincia "sólo 300 cumplen la pena". Magro destacó la necesidad de cambiar la conciencia de los participantes, y recordó, a modo de anécdota, que algunos de ellos hasta llegan a preguntar "cuánto van a cobrar", o "cuándo van a coger las vacaciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies