Las Unidades de Conductas Adictivas de Elda y Villena atendieron a 337 nuevos pacientes en 2007

Actualizado 22/01/2008 18:07:30 CET

ALICANTE, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las Unidades de Conductas Adictivas (UCA) de las localidades alicantinas de Elda y Villena atendieron a 337 nuevos pacientes en 2007, de los cuales, más de un 40 por ciento fueron tratados por adicción a la cocaína, según informaron hoy fuentes de la Generalitat valenciana.

Mientras que a la UCA ubicada en Elda acudieron 250 nuevos pacientes, la de Villena recibió a 87 usuarios nuevos. Entre estos casos, hubo un total de 27 menores de edad, 21 de ellos en Elda y seis en Villena.

Desde ambas unidades "se ofrece a los ciudadanos del Alto y Medio Vinalopó un tratamiento adecuado para dejar cualquier tipo de adicción", como la cocaína, que "continúa siendo la adicción más frecuente", con 142 nuevos casos, de los cuales 110 se trataron en Elda y 32 en Villena, lo que representa el 44 y el 36,7 por ciento, respectivamente.

Según explicaron las mismas fuentes, a la cocaína le sigue la adicción al alcohol con 86 casos --68 en Elda y 18 en Villena--, por delante del cannabis con 37 casos atendidos, de los cuales, 27 fueron en Elda y diez en Villena.

Desde la UCA también se atendieron 22 casos de ludopatía, de los cuales hubo 15 pacientes en Elda y siete en Villena, además de 23 casos de adicción al tabaco, 13 de ellos en Elda y diez en Villena. Asimismo, fueron atendidos 21 pacientes por adicción a la heroína, 11 de los cuales fueron atendidos en Elda y diez en Villena.

En este sentido, la UCA de Elda atendió a tres nuevos pacientes por adicción a benzodiacepinas, y uno a drogas de síntesis (speed), además de uno con adicción a la metadona y otro caso de adicción a las drogas de diseño.

Respecto al sexo de los usuarios de la UCA de Elda, el 81 por ciento son hombres, frente a un 19 por ciento de mujeres. Por su parte, en Villena el porcentaje de los hombres se eleva hasta el 83,9 por ciento y el de las mujeres desciende hasta el 16,1 por ciento.

Además de los 337 nuevos pacientes atendidos en 2007, hubo 50 casos que precisaron orientación familiar, en los que fueron los familiares los que acudieron a la Unidad para pedir información o asesoramiento.

Estos familiares acudieron a este servicio "al tener sospechas de que algún miembro de su familia pudiera estar consumiendo drogas, cuando el sujeto no quiere acudir a tratamiento y van los familiares en busca de orientación", según resaltaron las mismas fuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies