El PP aprueba en las Corts una comisión de investigación que desarrollará sus trabajos en un mes

Actualizado 14/07/2006 16:36:34 CET

VALENCIA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las Corts Valencianas aprobaron hoy en un pleno extraordinario, con los únicos votos favorables del PP y la abstención de la oposición, la creación de una comisión de investigación sobre el accidente de metro del pasado día 3 en la línea 1 de Valencia en el que fallecieron 43 personas, que desarrollará sus trabajos en el plazo máximo de un mes desde su constitución, prevista para el próximo lunes.

El PP sacó adelante su propuesta, que establece que la duración de la comisión será de un máximo de 30 días, y rechazó las del PSPV y EU-Entesa, que pedían que la investigación parlamentaria finalizara sus trabajos en el plazo máximo de tres meses desde su creación. Las tres propuestas se debatieron de forma conjunta, por acuerdo de los populares y ante el rechazo de PSPV y EU-Entesa, y se votaron de forma separada. El diputado del grupo mixto votó con la oposición.

El grupo popular se opuso a ampliar el periodo de actividad de la comisión por considerar que la oposición únicamente pretendía con ello prolongar "artificialmente" el debate sobre el accidente para tratar de sacar rédito electoral. PSPV y EU-Entesa, que se mostraron dispuestos a no agotar el plazo de tres meses que incluían en sus propuestas, acusaron al PP de tratar de "cerrar en falso" esta comisión de investigación con "conclusiones ya redactadas" para "pasar página cuanto antes".

El portavoz del PP, Serafín Castellano, defendió que la comisión dure un mes para apoyar una demanda, dijo, de los ciudadanos, que "quieren que se actúe con celeridad" y se den "respuestas claras, rápidas y contundentes" y alegó que el "respeto a la memoria de las víctimas, a los heridos y a los familiares exige los máximos esfuerzos de los responsables políticos para disipar las dudas y aclarar lo sucedido", porque "no es justo estar alargando el dolor" de los afectados.

También aseguró que "es una irresponsabilidad política y social mantener el discurso de la inseguridad y de la alarma social" sobre el metro de Valencia "durante tantos meses", y afirmó que detrás del intento de la oposición de ampliar la duración de la comisión están quienes "buscan el tiempo como su aliado de cara a la campaña electoral" para adaptarlo a su agenda y tratar de sacar de él "rédito político y partidista".

Castellano señaló que el PP está dispuesto a "hablar de todo" en esa comisión, y subrayó que "nadie tiene que tener miedo" a que pasen por ella "quien sea", ya que "tan importante es que comparezcan quienes han gestionado en los últimos años la línea y la han podido mejorar como quienes la diseñaron, ejecutaron y pusieron en funcionamiento".

Acusó al PSPV de reunir a los alcaldes socialistas de los municipios de la línea 1 de metro para organizar la "ofensiva" y la "campaña de desgaste" al Consell en esta comisión, y sugirió que se está intentando "forzar" y "prefabricar movilizaciones, plataformas y voces críticas que no habían salido hasta la fecha".

VELOCIDAD

Por su parte, el portavoz adjunto del PSPV Andrés Perelló defendió la necesidad de una comisión de investigación con un plazo "límite" de tres meses -que, según señaló, no excluía la posibilidad de reducirse si los resultados de los trabajos así lo aconsejaban- para "no aliarnos con la que hoy es nuestra principal enemiga, la velocidad", ya que lo contrario, añadió, "puede hacernos descarrillar en las conclusiones".

Perelló lamentó que se estén haciendo "muchas cosas rápidas, hasta las plegarias fúnebres" y defendió la necesidad de que la comisión desarrolle su labor en un tiempo razonable porque "no es una investigación cualquiera", sino que, de lo que se trata es de "averiguar causas, proponer medidas positivas y dirimir responsabilides políticas".

Según dijo, "no vale que digan que en Guadalajara duró un mes porque allí las responsabilidades políticas se dirimieron antes de que empezara la comisión" y agregó que "si existieran precedentes como en Guadalajara", el conseller de Infraestructuras, José Ramón García Antón, "tendría que estar sentado en su casa".

El diputado socialista consideró "disparatado" que el PP haya llegado a proponer que acudan a la comisión de investigación el ex presidente del Gobierno Felipe González o el ex ministro José Barrionuevo, como responsables de la línea 1 en sus inicios. "Que vengan y, si son los responsables, que dimitan, ya que el que tiene que dimitir está sentado ahí -en alusión a García Antón- sin perturbarse", dijo, para criticar después la ausencia en el debate del presidente del Consell, Francisco Camps, y preguntarse si "cabe más grado de indignidad, ignonimia y desvergüenza" que plantear que "la solución a la tragedia de la estación de Jesús es que dimita Barrionuevo".

El portavoz adjunto Joan Antoni Oltra atribuyó al PP la voluntad de "pasar página cuanto antes" y "cerrar en falso" la comisión para "liquidar" este asunto de forma que "no pueda ser recordado de ninguna manera" por los ciudadanos en las elecciones de 2007, y subrayó que debería haberse acordado que la investigación parlamentaria tuviera tiempo suficiente para "dirimir responsabilidades" y analizar la posible "dejación absoluta" en sus funciones del Consell.

Oltra, que propuso la solución intermedia de que los trabajos duraran dos meses, lamentó que la falta de dimisiones en el Consell lleve, dijo, a que los responsables de Ferrocarriles de la Generalitat Valenciana (FGV) sean "juez y parte" en esa comisión de investigación y señaló que la amenaza del Ejecutivo valenciano de acudir ante los tribunales ante denuncias sobre la ausencia de seguridad en la línea 1 que no se formularon antes del accidente puede desembocar en el "miedo" de los comparecientes a expresar lo que saben.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies