Mehta critica el trato económico del Gobierno a Les Arts y pide no convertirlo en teatro "de provincias"

Zubin Mehta en su despedida del PAlau de les Arts
EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2014 13:30:27 CET

Deja abierta la puerta a volver a partir de 2016 si la situación mejora aunque sabe que no será "un jardín de rosas"

VALENCIA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director Zubin Mehta se ha despedido este viernes del Palau de les Arts de Valencia --donde hasta ahora presidía el Festival del Mediterrani-- fundamentando su salida en el diferente trato económico que recibe el teatro valenciano frente a otros del país, como el Liceo de Barcelona, y expresando su deseo de que el coliseo de Valencia pueda mantener la calidad que ha atesorado hasta ahora y no se convierta en "un teatro de provincias".

El maestro indio ha ofrecido una rueda de prensa para explicar los motivos de su adiós durante la cual ha culpado principalmente a la administración central de la rebaja que año tras año ha ido sufriendo el Palau de les Arts porque "si hay una crisis general --se ha preguntado-- ¿por qué siguen dando nueve millones al Liceo y 400.000 euros a Valencia?. ¿Qué va a pasar después del 9 de noviembre en Cataluña?', ha planteado en referencia a la consulta soberanista.

El artista ha subrayado que su marcha no se debe a un motivo de rebaja de sueldo: "Hay un rumor de que me voy porque me quieren reducir el salario, pero eso ya pasó hace tres años y yo lo acepté. Que quede muy claro que no es el motivo por el que me voy".

"En todo caso --ha proseguido--, mi frustración es por la situación económica en general y, más concretamente, por cómo el Ministerio de Cultura está tratando a Valencia: es un escándalo que el Liceo reciba 9 millones y Les Arts 400.000 euros, yo estoy muy feliz de que Barcelona reciba esa dinero pero no creo que debamos ser tratados como ciudadanos de segunda", ha reivindicado.

Ha recordado que ha expresado esta misma queja sobre la diferente financiación que se otorga desde la administración central siempre que ha podido e, incluso, "a la prensa de Barcelona", donde llegó a decir que quizás 'Valencia tendría que montar un movimiento independentista como ellos para recibir más dinero'". "Pero era una broma absurda, no tengo ninguna intención de preparar ningún movimiento político en Valencia", ha precisado entre risas.

ENCUENTRO "POSITIVO" CON FABRA

Sobre el Gobierno valenciano, ha asegurado que "entiende" que está pasando por un período financiero muy complicado y que le consta que ha mantenido contactos con Madrid para intentar mejorar la situación. En este punto, ha revelado que mantuvo ayer un "encuentro positivo" con el jefe del Consell, Alberto Fabra, en el que éste le prometió "que no se aplicarían más recortes a Les Arts".

Acerca de su relación con la actual consellera de Cultura, María José Català, ha definido su relación como "cordial" aunque ha reconocido que no ha hablado mucho con el Gobierno valenciano directamente y que quizás le hubiera gustado tener un contacto mayor.

Mehta ha agradecido todos estos años a la intendente, Helga Schmidt; al primer director de la Orquestra de la Comunitat Valenciana (OCV) --"una de las mejores de Europa", ha remarcado--, Lorin Maazel. "Me voy muy feliz, porque juntos hemos hecho en estos ocho años un trabajo muy bueno", ha aseverado Mehta, que ha recordado con especial cariño la producción de al Tetralogía del 'El anillo del Nibelungo' de Wagner como su "culminación" de su vida cultural en Valencia.

Por todo ello, ha expresado su "deseo de todo corazón" de que se deje trabajar a "la gente que quiere luchar por este teatro" y que "no lo conviertan en un teatro de provincias". En este punto, e inquirido por quién cree que querría hacerlo, ha añadido: "No sé quién lo está haciendo pero si van bajando el presupuesto acabará siendo un teatro de provincias".

El maestro ha agradecido también su respuesta a los espectadores de Valencia, que en las últimas funciones le han pedido --mediante el lanzamiento de papeles, con ovaciones y de viva voz-- que se quede. Interrogado por si esto le ha hecho en algún momento reconsiderar su salida del teatro, ha respondido: "Me llegó al alma y hace que me plantee cosas, pero tengo que tomar una decisión".

No obstante, ha dejado una puerta abierta a un posible regreso a partir de 2016 pero siempre que las condiciones mejoren. "Ahora veremos cómo va; mantendré el contacto con todo el mundo y veremos cómo progresa, aunque no tengo ninguna garantía de que esto sea un jardín de rosas", ha admitido.

Mehta ha agregado que en su entrevista, Alberto Fabra le preguntó si iba a volver a Valencia y el director señala al respecto que, aunque "no el pone una pistola en la sien a nadie", tendrá que ver "cuál es la situación real del teatro" en el futuro. Así, ha confirmado que la temporada que viene le será imposible venir pero que, a partir de 2016, habrá "alguna posibilidad".

Sobre las condiciones que tendrían que darse para ello, ha aludido a que, al menos, no se recorte más el dinero a Les Arts y ha llamado también la atención sobre la situación de la orquesta, que ha pasado de tener a 96 miembros cuando se inauguró la institución cultural a poco más de medio centenar. Asimismo, ha alertado de que en estos últimos días ha redactado "12 cartas de recomendación para músicos que han presentado solicitudes" para irse a trabajar a otras partes.

LA ORQUESTA, "EXTREMADAMENTE FRÁGIL"

"El futuro de la orquesta --ha advertido-- depende de la gente de aquí, porque sus integrantes se sienten en estos momentos extremadamente frágiles, porque no tienen garantías de que vayan a poder mantener ni su trabajo ni su calidad".

Eso ha hecho que, cuando la formación se ha enfrentado a "un Rossini o un Mozart haya tenido que recurrir a ayuda" --"buenas ayudas", ha admitido-- o que se haya visto obligada a interpretar el 'Zarathustra' de Strauss con menos músicos de los necesarios porque "no hay dinero para refuerzos". "La orquesta debe tener más miembros y eso es lo que deseo, escuchad la grabación de 'El anillo del Nibelungo' y comprobaréis el nivel", ha instado.

NUEVO CICLO

Con la salida de Mehta, el Palau de les Arts pierde a uno de sus principales valedores de renombre internacional tras la marcha anterior de Lorin Maazel y, además, se abre un nuevo ciclo, ya que en este momento hay que buscar un nuevo director titular para la OCV, ya que el joven Omer M. Wellber acabó su contrato esta temporada y no se ha renovado.

El cantante y director Plácido Domingo se mantiene ahora como la principal estrella colaboradora de la entidad cultural valenciana y, precisamente, en una reciente comparecencia en Madrid reivindicó también una mayor aportación a Les Arts, ya que con los 400.000 euros que recibe de aportación del Estado "no se puede hacer mucho", dijo.