Anticorrupción pide dividir la causa de la F1 y que Camps, Aspar y Reyero sean investigados por la negociación

Francisco Camps y Bernie Ecclestone
EUROPA PRESS
Actualizado 29/10/2017 12:39:04 CET

VALÈNCIA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al Juzgado de Instrucción número 2 de València que divida la causa de la Fórmula 1 en tres piezas separadas y sitúa al expresidente de la Generalitat Francisco Camps; al expiloto Jorge Martínez 'Aspar' y a Belén Reyero, persona de máxima confianza del 'expresident', en la primera de ellas, la relacionada con la negociación del Gran Premio.

Así consta en un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, dirigido por el ministerio público en el procedimiento en el que se investigan presuntas irregularidades en la gestión de diversas ediciones de la Fórmula 1 en València y en el que hay tres investigados por el momento: Camps, Aspar y la exconsellera de Deportes Lola Johnson.

Fiscalía realiza este requerimiento tras las diligencias practicadas por la UDEF de la Policía Nacional en las que "se han podido determinar de manera fehaciente diversos hechos delictivos" relacionados con la negociación y ejecución del Gran Premio de la Fórmula 1 y la posterior absorción de Valmor Sports por parte de la sociedad pública Circuito del Motor S.L.

El fiscal solicita la división en piezas para agilizar y simplificar el procedimiento. Y al entender que de las diligencias practicadas se denota la existencia de "tres cuerpos fácticos a investigar" que permitirían su enjuiciamiento por separado.

La primera pieza estaría formada, según su propuesta, por la negociación previa llevada a cabo por el investigado Camps a favor de Valmor pese a la naturaleza privada de esta mercantil y en beneficio del investigado 'Aspar'.

También englobaría el aval del Consell sobre la Fórmula 1 a través de un contrato firmado el 19 de julio de 2011 "por orden directa" de Camps tras un viaje a Londres realizado días antes. Este contrato, recuerda el fiscal, según el informe de la Intervención General del Estado y de la Generalitat, "no solo incumple los requisitos procedimentales para sus suscripción, sino que la Generalitat no podía avalar una operación de esa naturaleza, o que suponía la asunción como avalista de un riesgo económico ilimitado".

En este punto resulta "especialmente significativo" el papel "nuclear" de Reyero en todas las gestiones relativas al Gran Premio, incluida la preparación de respuestas a interpelaciones parlamentarias. Por ello, Fiscalía entiende que procede acordar la investigación en esta pieza separada contra Camps, 'Aspar' y Reyero.

CONTRATOS Y COMPRA

La segunda pieza comprendería los contratos celebrados por Circuito del Motor, empresa pública encargada de la organización del Gran Premio, y determinados proveedores que resultaban adjudicatarios por orden de Valmor, mercantil que, "en teoría", no debía intervenir en el proceso de adjudicación de una entidad pública "que debía regirse por los principios de publicidad, concurrencia, objetividad y transparencia". Se refiere a contratos relativos a pantallas gigantes; sistemas de acceso; comunicación digital y red TETRA.

Según apunta el fiscal, de los correos intervenidos se desprende que por parte de personal de Valmor se indicaba a responsables de Circuito del Motor quien debía de ser la empresa adjudicataria de determinados contratos, llegando a señalar en algunos casos el nombre de las otras empresas invitadas a participar en el procedimiento de adjudicación negociado sin publicidad.

Debido al gran volumen de correos, el ministerio público entiende que en esta pieza se procederá dirigir la acción penal contra aquellas personas que resulten responsables de estos hechos de los informes que realice la UDEF.

Por último, la pieza separada número tres estaría relacionada con la absorción de Valmor por parte de la empresa pública Circuito del Motor. Este proceso se inició tras un acuerdo de la Junta General de Accionistas de diciembre de 2011 y se fijó un valor no superior a un euro. Esto conllevó, según el fiscal, la asunción no solo de los 14 millones de euros que Valmor debía a Circuito por todos los trabajos que realizaron para organizar los Grandes Premios de 2008 a 2011 sino, además, el resto del pasivo de la empresa privada de 17 millones.