Arranca el proceso participativo de la Ley valenciana de educación, que llegará a las Corts en 2018

Acto de presentación proceso participación LIVE
CONSELLERIA DE EDUCACIÓ
Publicado 12/06/2017 15:16:33CET

Marzà destaca la necesidad de que la normativa autonómica blinde la inversión en educación y contemple el aprendizaje a lo largo de la vida

VALENCIA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, y el secretario autonómico de Educación e Investigación, Miquel Soler, han presentado este lunes ante los diferentes agentes de la comunidad educativa los ejes del proceso de participación para elaborar la Ley Integral Valenciana de Educación (LIVE), una norma cuyo borrador esperan tener listo a finales de este año, para poder llevarla a debate a las Corts en 2018.

El proceso participativo, que arranca este lunes, busca hacer una "reflexión conjunta" entre todas las personas implicadas en la educación con el objetivo de tener una norma "más digna, más libre, más dinámica", que recoja los "puntos en común" de todas las partes y que "blinde presupuestariamente la inversión en educación", además de "tener en cuenta el aprendizaje a lo largo de la vida, con un consenso pedagógico", ha defendido el conseller.

A diferencia de otros territorios, ha dicho, la Comunitat Valenciana no cuenta con una "ley propia" que se enmarque en el marco normativo estatal , por lo que ha reivindicado la necesidad de una normativa valenciana que defina "el modelo educativo que queremos y responda a las necesidades de nuestro territorio".

En este sentido, Marzà ha señalado que mientras la mayoría de las leyes existentes hacen que los niños deban adaptarse al sistema, desde su departamento defienden lo contrario: "que los alumnos deben estar en el centro del sistema y, por tanto, es el sistema el que debe adaptarse. Las escuelas no son fábricas para sacar réplicas de desigualdades, queremos una escuela crítica, más justa, más inclusiva, más solidaria y más abierta al entorno que ayude a cambiar el modelo productivo de nuestro territorio. Una escuela garante de la igualdad de oportunidades", ha reivindicado.

La futura Ley Integral Valenciana de Educación emana del Acuerdo del Botánico que tiene en cuenta la creación en el año 2011 de la comisión de estudio no permanente en las Corts Valencianes para estudiar técnicas y actuaciones para mejorar el rendimiento escolar y las posibilidades de empleo de los jóvenes, que generó la aprobación de la resolución 566/VIII en marzo de 2015.

A partir de este trabajo, el Consejo Escolar Valenciano (CEV) elaboró un decálogo bajo el paraguas de la 'Estrategia Europea 2020' que planteaba los desafíos vinculados y enfocados al desarrollo educativo del alumnado en base a motivación, implicación, bienestar, autonomía, responsabilidad y autoexigencia, el pensamiento crítico y creativo, la maduración equilibrada, la participación y protagonismo, convivencia, implicación de la familia, calidad del ocio, el talento y rendimiento de aprendizajes. Estos 12 desafíos han tenido como resultado 343 propuestas de acción concretadas en un documento estratégico, fruto de procesos de participación ciudadana.

"A partir de estos documentos de diagnosis y reflexión, queremos dar un paso más allá y hacer partícipe a toda la comunidad educativa, de forma individual y de forma colectiva a través de un proceso consultivo" para la elaboración de la Ley en el que se escuchará a los especialistas y a los que están en el día a día en las aulas. "Debe ser una ley en la que participe la comunidad educativa y que se apruebe con el máximo consenso posible", ha apuntado el conseller.

CALENDARIO DEL PROCESO PARTICIPATIVO

En este contexto, el secretario autonómico de Educación e Investigación, Miquel Soler, ha trazado las líneas participativas del proceso, que constan de un calendario de reuniones para escuchar, antes del verano, a sindicatos, grupos parlamentarios, asociaciones de directores, asociaciones de inspectores, AMPA, escuelas de Magisterio, patronales de la escuela concertada, cooperativas y patronales de la enseñanza privada, entre otros.

También se han elaborado diferentes cuestionarios dirigidos al profesorado, a las AMPA de los centros educativos y a las familias en general, que podrán ser cumplimentados por todas aquellas personas implicadas que lo deseen.

En definitiva, este proceso pretende plantear y responder a preguntas como "¿Qué queremos ser de mayores", "qué modelo educativo queremos para acompañarlo" y qué podemos hacer para encontrar puntos de equilibrio y "avanzar juntos", ha subrayado.

Acabado el proceso consultivo, se realizarán una serie de encuentros por las diferentes comarcas valencianas para acercar las reflexiones y las diferentes aportaciones de la comunidad educativa.

AUSENCIA DE STEPV

El acto ha contado entre sus asistentes con representantes de toda la comunidad educativa a excepción del STEPV-Intersindical Valenciana, que ha decidido no acudir porque considera que se trata de "un acto meramente propagandístico cuando en el sistema educativo existen problemas importantes que no están siendo resueltos por la administración educativa valenciana".

Al respecto, el conseller Marzà ha señalado que están seguros de que se reunirán con ellos más adelante y de que "participarán en la elaboración" de la Ley Integral Valenciana de Educación. "Los vamos a tener en cuenta igual que al conjunto de la comunidad educativa que hoy ha estado presente", ha garantizado.

En el día a día uno puede tener posiciones distintas, ha apuntado el conseller, "pero si ponemos en el medio los niños estamos seguros de que todas las aportaciones estarán" y ha augurado que llegarán a "equilibrios y consensos entre las diferentes partes de la comunidad educativa" que "estarán en la Ley".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies