Ascienden a 17 los afectados por legionela en el hotel de Calpe, que abrirá nuevamente este fin de semana

Actualizado 13/07/2012 17:46:09 CET

ALICANTE, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Sanidad ha informado de la detección de dos nuevos afectados por el brote de legionela, que suman 17, registrado en el hotel Diamante Beach de Calpe (Alicante), un establecimiento que abrirá sus puertas nuevamente este fin de semana después de haber superado todos los controles realizados por los técnicos de Salud Pública y por expertos externos, tras cerrar desde la aparición de la enfermedad y haber desmantelado la zona del 'spa', donde se ha determinado el origen de la infección.

La decisión de la reapertura del recinto ha sido "avalada", según la conselleria, por los expertos del European Centre for Desease Prevention and Control (ECDC), que comprobaron sobre el terreno todas las actuaciones llevadas a cabo en la investigación abierta tras el brote, cuyas circunstancias constaron como "excepcionales".

Así, los técnicos autonómicos de Salud Pública han certificado que las instalaciones de hotel cumplen "muy por encima de lo exigido" en la legislación española sobre prevención de legionelosis, "que es la más exhaustiva de Europa".

En este sentido, Sanidad ha apuntado que el hotel calpino ha incorporado controles "adicionales" a los requeridos por la ley para garantizar "al máximo" la prevención, como la incorporación de una refrigeradora del circuito del agua y la aplicación de rayos ultravioleta en las instalaciones.

Durante la investigación, los técnicos de la conselleria han contado en todo momento con la máxima colaboración por parte de la empresa afectada y del Ayuntamiento de la localidad, según ha resaltado el área sanitaria valenciana.

Sobre las personas relacionadas con la agrupación espacio-temporal de casos de neumonía por legionela, Sanidad ha sido notificada de dos nuevos afectados de otras comunidades autónomas, coincidentes con el periodo de incubación, por lo que la cifra de afectados se sitúa en 17, mientras que ha indicado que el paciente ingresado en la Comunitat Valenciana permanece "estable dentro de la gravedad".