Asociación por Libertad Lingüística cree que el anuncio de Font de Mora "intenta maquillar la imposición del valenciano"

Actualizado 30/05/2011 20:26:31 CET

VALENCIA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional por la Libertad Lingüística (ANLL) no considera que el borrador de decreto lingüístico en la Comunidad Valenciana planteado este lunes por el consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, suponga "un avance en materia de libertad lingüística", sino "un intento de maquillar la imposición del valenciano de la que venía haciendo gala en Gobierno de Camps".

La ANLL, en un comunicado, ha explicado que en el último año y medio ha estado denunciando que la política lingüística de la Comunitat Valenciana "separa los municipios en castellanoparlantes y valencianoparlantes y no obliga a que en estos últimos haya líneas educativas en castellano".

Asimismo, ha asegurado que le "sorprende" que el conseller de Educación, actualmente en funciones, haya esperado al paso de las elecciones autonómicas del pasado 22 de mayo para anunciar la implantación de este nuevo modelo que "impondrá obligatoriamente un tercio de asignaturas en valenciano, un tercio en castellano y la incorporación de la lengua extranjera".

"Se trata de una imposición mejor que la que se venía haciendo, pero en resumidas cuentas, una imposición", ha manifestado la asociación, que lamenta que el Gobierno de Francisco Camps "no haya accedido a enfocar el tema lingüístico desde la libertad por parte de los padres para elegir la lengua, entre las oficiales, en la que educar a sus hijos".

Las reivindicaciones de la ANLL se basaban en que "en muchos municipios de la Comunitat Valenciana era imposible escolarizar a un niño en castellano, con la asignatura de valenciano, cosa que si que podía realizarse en sentido inverso". Con este nuevo modelo, "si bien el castellano estará presente al menos en un tercio de las horas lectivas, sigue sin darse demanda a nuestra petición de libertad lingüística", ha resaltado.

La Asociación Nacional por la Libertad Lingüística, que espera tener más información sobre el nuevo modelo, ha anunciado que solicitará a la Conselleria de Educación una reunión para que explique "a fondo" este tema.

Del mismo modo, ha aseverado que mantendrán su propuesta de crear tres líneas educativas, una en valenciano, otra en castellano y otra bilingüe, "para que todos los padres puedan elegir en libertad". "Si pretenden utilizar la lengua extranjera para imponer un modelo cerrado y huir de nuestra propuesta de libre elección, será que no han comprendido nada", ha subrayado la asociación.