Una asociación medioambiental espera que el cambio del Consell "sea un paso adelante" para "los atropellos urbanísticos"

Actualizado 03/06/2006 19:56:31 CET

VALENCIA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La asociación valenciana en defensa de los derechos humanos, medioambientales y en contra de los abusos urbanísticos, Abusos Urbanísticos ¡No!, mostró hoy su deseo de que el cambio en la conselleria de Territorio y Vivienda, --de Rafael Blasco por González Pons--, "sea un paso adelante para dar una solución a las numerosas quejas por atropellos urbanísticos, por la destrucción del medio, huerta, marjal y bosques".

Fuentes de esta asociación explicaron, a través de un comunicado, que el Consell, "utilizando la coartada de un supuesto progreso, está destrozando la herencia paisajística, medioambiental y cultural de los valencianos, así como malversando los escasos caudales de un gran número de ciudadanos de esta Comunitat".

Indicaron que el cambio de conseller "era una deuda pendiente del Gobierno de la Generalitat con los valencianos, ya que los postulados en materia urbanística de los últimos tres años, más bien parecen haber sido emanados de la persona del ex conseller que de la propia Conselleria".

Al respecto, agradecieron la labor de todos los colectivos valencianos comprometidos con la defensa de los derechos a la propiedad, al medioambiente, al paisaje y a la calidad de vida que, junto con esta asociación, "han conseguido llamar la atención de las instituciones europeas sobre lo que en esta Comunitat está pasando, dando lugar a requerimientos, conminaciones e informes demoledores que han propiciado la atmósfera que ha llevado a la destitución de Rafael Blasco como conseller de Territorio y Vivienda".

"Aprovechamos la ocasión para recordar que si bien se ha incorporado a la nueva ley alguna de las recomendaciones de la Unión Europea, no se ha hecho lo mismo con ninguna de las hechas por los ciudadanos", apostillaron las mismas fuentes.

Los residentes de esta comunidad, indicaron, valencianos o foráneos "estamos hartos de haber sido ignorados en nuestras demandas por los dos consellers habidos durante nuestra existencia, esperamos que el tercero y actual no padezca de la misma sordera".