La Audiencia desestima un recurso de Fabra al archivo de una querella a Calles por calumnias e injurias

Actualizado 07/02/2011 18:23:34 CET

CASTELLÓN, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La sección segunda de la Audencia Provincial de Castellón ha desestimado un recurso de apelación del presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, contra un auto de 29 de julio de 2010 que ya desestimaba un recurso de reforma contra la decisión del juzgado de instrucción número 3 de Castellón de sobreseer provisionalmente las actuaciones iniciadas por una querella del dirigente del PP contra el portavoz de grupo socialista en el Ayuntamiento, Juan María Calles, por calumnias e injurias.

El auto recurrido sostiene el archivo de las actuaciones basándose en el hecho de que las expresiones críticas referidas a Carlos Fabra por parte de Juan María Calles en un pleno de Ayuntamiento, y que dieron lugar a la querella, "iban dirigidas al mismo no como particular, sino con su condición de concejal y miembro relevante de un partido político, considerándolas amparadas por el derecho de participación política".

La querella se interpuso como consecuencia de las declaraciones realizadas por Calles en el turno de ruegos y preguntas en el pleno del 28 de mayo de 2009, en la que preguntaba al alcalde si consideraba que "la acusación de falsedad documental por la que se piden dos años de cárcel para el concejal Carlos Fabra no es motivo más que suficiente para conminarle a que abandone el cargo y oxigenar así el deterioro ético causado al Ayuntamiento y a la ciudad por las graves imputaciones y acusaciones a las que tiene que hacer frente en los juzgados".

Así, el portavoz socialista recordaba al alcalde los delitos por los que estaba imputado Carlos Fabra, le dijo que no podía continuar encubriendo a un imputado por delito fiscal contra la Hacienda Pública y le pidió la dimisión del dirigente 'popular'.

La Sala estima que las declaraciones de Calles fueron realizadas en su condición de concejal del Ayuntamiento de Castellón; fueron referidas a un concejal de otro partido político; se vertieron en el punto del orden del día que permitía introducir aquellos temas que no han sido expresamente incluidos en el mismo. Las declaraciones no van referidas a Fabra como ciudadanos particular, sino a su condición de concejal, subraya.

Además, señala que las consideraciones que realiza Fabra relativas a que el querellado le ha tildado de "inmoral, indigno y hombre carente de ética" no se corresponden con las declaraciones vertidas por Calles, las cuales consistieron en una petición de responsabilidad política de un cargo político por encontrarse imputado en un procedimiento judicial, "opinión que no puede considerarse 'formalmente injuriosa' ni 'absolutamente vejatoria'".

"La imputación en un procedimiento penal de un concejal de un ayuntamiento resulta, sin duda, una cuestión de relevancia e interés público, respecto del cual no puede negarse la posibilidad de la existencia de debate político, salvo que pretenda cercenarse la existencia de una opinión pública informada y responsable", añade el auto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies