La Audiencia remite al juez el crimen de Concepción Gadea tras el arresto de un sospechoso en Bielorrusia

La acusada del crimen de Gadea durante la vista
EUROPA PRESS
Actualizado 23/04/2013 15:43:20 CET

Fiscalía solicita la extradición del detenido --exnovio de la única imputada en la causa-- y la práctica de una prueba de ADN

VALENCIA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha acordado devolver al juzgado de Instrucción número 13 de Valencia el sumario por el crimen de Concepción Gadea, la anciana que falleció en 2007 por asfixia cuando entraron a robar en su domicilio de la calle Botánico Cabanilles, frente a los jardines de Viveros.

Esta actuación se debe a la detención de un sospechoso en Bielorrusia, que tuvo lugar el pasado día 17 de abril, lo que ha obligado al tribunal, tras solicitarlo todas las partes, a suspender el juicio previsto por este caso, en el que por el momento tan solo hay una imputada, la mujer que realizaba tareas domésticas en casa de la víctima y que fue pareja del nuevo detenido.

Hasta ahora, en el procedimiento por este crimen tan solo figura una acusada, para la que el ministerio fiscal no pide ninguna pena, y la acusación particular un total de 15 años y 10 meses de prisión por un delito de homicidio, otro de robo con intimidación, y un delito de hurto. La defensa pide la absolución, al estimar que su representada no tuvo nada que ver con el crimen.

Sin embargo, la detención de un sospechoso, expareja de la acusada, en Bielorrusia, podría modificar parte del procedimiento. En concreto, el arresto se produjo el día 17 días, es decir, seis días antes del juicio previsto por este asunto en la Audiencia de Valencia.

Esta novedad ha permitido a las partes solicitar la suspensión del juicio y pedir la extradición del arrestado, con el objeto de que se le pueda tomar declaración en España y practicarle una prueba de ADN, con el objeto de contrarrestar si el ADN que apareció en la cinta adhesiva que se le colocó a la anciana en la boca coincide con el del nuevo detenido.

Ahora, el siguiente paso es formalizar la petición de extradición, para lo que hay un plazo de 40 días, y esperar a que el Gobierno bielorruso la acepte. Para ello, también hay que revisar si existe un convenio de extradición entre España y Bielorrusia. Si finalmente se accediera, los resultados de las pruebas de ADN podrían estar listos en aproximadamente dos meses, según ha afirmado el letrado de la acusada, Juan Carlos Navarro.

El tribunal valenciano ha accedido a la suspensión del juicio ante la aparición de un "hecho sobrevenido" al momento de la formulación de los escritos de acusación, es decir, el arresto de esta segunda persona. Al respecto, el presidente del tribunal ha recordado que el arrestado fue sospechoso en la fase de instrucción, y ha indicado que la imputación que se formula contra la mujer puede estar vinculada a la tesis de participación de la persona que acaba de ser localizada.

Ante estos hechos, ha acordado devolver el sumario del caso al juzgado de Instrucción para que se acumule a la causa seguida contra esta otra persona identificada y detenida, "toda vez que la información que se pueda obtener en relación con la participación de esta persona en los hechos, podría ser determinante para el mantenimiento o desestimiento de la acusación contra la mujer".

Asimismo, mientras se tramita este asunto, el tribunal ha acordado fijar para la acusada, como medida cautelar, la obligación de comparecer ante el juzgado de guardia los días 1 y 15 de cada mes, y la prohibición de salir de España.

"ALGÚN DÍA HABLARÉ"

El letrado de la acusada ha indicado, en declaraciones a los medios de comunicación, que su representada se considera "inocente", ya que, "no hay ninguna prueba contundente contra ella, tan solo el hecho de que no acudió a trabajar al día siguiente del robo", algo que ha achacado a sus visitas y pruebas médicas. Preguntada sobre este asunto, la mujer ha indicado que no quería hacer ninguna declaración al respecto, pero sí ha dicho: "algún día hablaré".

Este abogado también ha comentado que su representado no ha tenido ninguna relación con el detenido en todos estos años, desde que tuvo lugar el crimen en 2007, y ha aseverado que si quisiera haberse ido a su país, "ya lo habría hecho en los tres años que ha estado en libertad". En total, pasó dos años y medio en prisión por este asunto.

El crimen se remonta al 1 de febrero de 2007, cuando entre las 23 y las 00.30 horas, "autores desconocidos" --según consta en el relato del ministerio público-- entraron en la vivienda de Concepción Gadea para apoderarse de los objetos de valor. Así, maniataron y amordazaron a la víctima para reducirla e impedir que pidiera auxilio.

A continuación, registraron la vivienda y se apoderaron de varios efectos, entre ellos, diversos collares de perlas y cadenas de oro, pendientes de oro, una cámara digital, otra de video, unas gafas de sol y 5.000 euros en efectivo que se encontraban en una caja fuerte instalada en el salón del domicilio.

Como consecuencia de los mecanismos empleados para reducir y amordazar a la mujer, falleció por asfixio por sofocación. En esa fecha, la mujer contaba con otra persona, natural de Georgia, para las tareas del hogar, quien tenía las llaves de la casa. Desde que sucedieron los hechos, esta persona no regresó a trabajar ni dio explicación alguna de su marcha.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies