La Audiencia suspende por segunda vez la vista contra un acusado de extorsión de menores en Tuenti al no lograr acuerdos

Publicado 28/05/2015 13:19:22CET

VALENCIA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha suspendido por segunda vez la vista contra un joven acusado de extorsionar a menores, de entre 11 y 16 años, a través de la red social Tuenti, al no alcanzar un acuerdo las acusaciones y la defensa. El juicio se fijará próximamente.

El pasado mes de febrero se señaló por primera vez una vista por este asunto, que quedó aplazada puesto que las partes estaban intentando llegar a una conformidad. Se fijó de nuevo este jueves, día 28, para intentar buscar un nuevo acuerdo, extremo que finalmente no se ha alcanzado, con lo que se señalará una nueva fecha para juicio, han explicado fuentes del procedimiento.

El joven, de 24 años en la actualidad, se enfrenta a 20 años y medio de cárcel, tal y como le reclama el ministerio fiscal, por cuatro delitos de pornografía infantil, un delito de tenencia de pornografía infantil y dos delitos de amenazas condicionales a través de un medio de comunicación y por escrito, sin haber logrado el propósito.

El joven, según consta en este mismo escrito fiscal, se creó varios perfiles por internet y a través de Tuenti entró en contacto con numerosas mujeres y niñas a las que, tras trabar cierto grado de relación, solicitaba alguna fotografía y les preguntaba si estarían interesadas en ser modelos.

El joven les comentaba que tenía relación con una empresa o agencia con la que las ponía en contacto usando para ello otra identidad que se había creado y que le encubría. Se llamaba 'Producción fotográficas'. Desde este perfil utilizaba el nombre de pila femenino y fingía que la agencia podía estar interesada en contar con ellas como modelos.

Para ello, el joven les pedía fotografías y/o videos hechos a través de la cámara conectada al ordenador (webcam) tanto en ropa interior como en distintos grados de desnudez. En algunas ocasiones, la petición de imágenes la hacía directamente el acusado desde los otros perfiles que se había creado.

Una vez obtenidas esas fotografías, exigía a las chicas que le enviaran más y más explícitas o que realizaran conductas obscenas ante la cámara advirtiéndoles de que, en otro caso, divulgaría en internet, y entre sus conocidos, las ya obtenidas o las conversaciones mantenidas previamente en la red. En alguno de estos casos, el joven grababa y almacenaba tanto las conversaciones como las imágenes recibidas.

En mayo de 2012 la Policía practicó un registro en el domicilio del acusado, en Torrent (Valencia), donde intervinieron diversos dispositivos informáticos aptos para el almacenamiento de información en formato digital, así como fotografías de jóvenes, muchas no identificadas, en diferentes poses y actitudes: la mayoría en ropa interior o completamente desnudas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies