AVA-Asaja prevé por el clima una merma que situará la cosecha citrícola a un nivel similar o inferior a la anterior

 

AVA-Asaja prevé por el clima una merma que situará la cosecha citrícola a un nivel similar o inferior a la anterior

Actualizado 17/06/2010 19:04:21 CET

VALENCIA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) está constatando "de manera fehaciente e inequívoca" que la evolución del clima entre finales de mayo y los primeros días de este mes de junio ha provocado problemas en el cuajado de la incipiente cosecha de cítricos de la próxima campaña, que la situará a un nivel similar o inferior a la anterior.

Según señaló la organización agraria en un comunicado, la consecuencia "más inmediata y ya bien visible" en todos los huertos, de esta circunstancia es la "apreciable" merma de producción que va a experimentar el cultivo de naranjas y mandarinas en la Comunitat Valenciana.

AVA-Asaja destacó que a una temporada como la anterior, caracterizada por unos volúmenes de cosecha "relativamente" bajos respecto a otros ejercicios, suele sucederle un año de producciones elevadas. Sin embargo, en esta ocasión, la aludida premisa teórica "está muy lejos de cumplirse".

Así, los servicios técnicos de AVA-Asaja han sondeado la situación en las diferentes comarcas citrícolas valenciana y, tras analizar los datos, están en condiciones de asegurar que la cosecha citrícola de la próxima campaña se situará en un "nivel similar" al del último ejercicio -3.250.000 toneladas- o incluso inferior.

El presidente de AVA-Asaja, cristóbal Aguado, afirmó que "todos aquellos que esperaban una superproducción para este próximo curso ya pueden ir descartándolo. La evolución que está siguiendo el cuajado de los frutos nos muestra con toda claridad que va a producirse una merma significativa respecto a las previsiones que se manejaban inicialmente".

El motivo que está causando esos problemas de orden fisiológico en la citricultura se debe buscar, fundamentalmente, "en los fuertes vientos de poniente que soplaron durante los primeros días de este mes de junio en buena parte del territorio valenciano".

"Fue entonces cuando el brusco cambio de las temperaturas se tradujo a su vez en un trastorno del ciclo vegetativo del arbolado que ha traído como resultado final la pérdida de los minúsculos frutos que ya se encontraban en su fase inicial de crecimiento", explicó, y añadió que los servicios técnicos señalan que en estos momentos resulta "demasiado prematuro y aventurado" concretar los términos exactos en los que va plasmarse la caída de la cosecha citrícola puesto que todavía quedan algunos días para que concluya la fase de cuajado".

En cualquier caso, apuntó que puede afirmarse "sin ningún género de dudas" que las variedades precoces de mandarina, tales como la Marisol o la clemenvilla, se cuentan entre las que se están viendo más afectadas por esta coyuntura, a cuya incidencia tampoco escapan otros grupos de naranjas "tan significativas e importantes" como la navelina, navel o lane late.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies