AVA-Asaja y La Unió acusan a Lidl de "reventar" la campaña de clementinas al ofertar el kilo hasta un 23% más barato

 

AVA-Asaja y La Unió acusan a Lidl de "reventar" la campaña de clementinas al ofertar el kilo hasta un 23% más barato

Actualizado 07/12/2014 16:39:46 CET

VALENCIA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones agrarias AVA-Asaja y La Unió han acusado a la cadena alemana de distribución alimentaria Lidl de "reventar" la campaña de clementinas al ofertar el kilo hasta un 23 por ciento por debajo del coste que conlleva su proceso de comercialización, que sitúan en una horquilla entre 0,84 céntimos y 1,06 euros.

En sendos comunicados, han informado de que la firma ha presentado en sus supermercados de Holanda una oferta por el kilo de clementinas a 0,69 céntimos, un 23 por ciento más barato, y ha anunciado que, en España, a partir del 13 de noviembre comercializará clementinas a 0,75 céntimos el kilo, al abaratarlas un 41 por ciento, de 1,29 a 0,75 euros, de modo que "incurrirá igualmente en venta a pérdida".

Desde AVA-Asaja han señalado que el agricultor perdería unos 32 céntimos por kilo, de modo que "en el mejor de los casos, no queda nada para el productor", y han recordado que la llamada venta a pérdida, consistente en utilizar un producto como reclamo con precios por debajo del propio coste comercial, constituye "una práctica prohibida por la legislación de diversos países europeos, entre ellos Alemania".

La organización mantiene que estas estrategias de la distribución tienen "un efecto contagio inmediato sobre el resto de empresas, que se traduce en una intensa presión a la baja sobre los precios cuyo principal perjudicado es siempre y en última instancia el agricultor".

Su presidente, Cristóbal Aguado, ha tildado de "inadmisible" esa práctica porque "atenta contra la lógica del mercado, lo condiciona de manera artificial a favor de sus propios intereses y lleva a los productores, en este caso de clementinas, a la ruina" y ha criticado que "Lidl se cuida mucho de utilizar productos alemanes a la hora de incurrir en venta a pérdida, eso es algo que tiene reservado para productos de otros países".

Según Aguado, la cadena pretende "hundir los precios en origen mediante prácticas abusivas que se valen de la posición de dominio sobre la cadena agroalimentaria que ocupan determinadas empresas" y, si no rectifica, se verán "en la obligación de visitar sus tiendas para pedir las correspondientes explicaciones".

LOS VALENCIANOS DEBERÍAN REPLANTEARSE COMPRAR ALLÍ

Es más, considera que los valencianos deberían replantearse comprar "en una empresa que atenta frontalmente contra los intereses de un sector clave de la economía valenciana", al tiempo que ha exigido a las autoridades europeas que "tomen cartas en el asunto, que intervengan y que frenen esta sangría que condena al eslabón más débil de la estructura alimentaria, es decir, a los agricultores".

En concreto, ha reclamado que la reforma de la Organización Común del Mercado (OCM) de Frutas y Hortalizas incluya "tanto una prohibición expresa de este tipo de abusos, como sanciones a sus responsables".

Desde La Unió también instan a las autoridades europeas en materia de la competencia a que "actúen de oficio ante este tipo de prácticas abusivas", al tiempo que reivindican que la venta a pérdida "debería verse imposibilitada por una norma de rango comunitario que regule las prácticas de fijación de precios de los productos perecederos" y que los precios de venta al público "deberían reflejar, con un desfase admisible de una o dos semanas, las variaciones de las cotizaciones en origen y el margen de beneficio que cada operador comercial establezca".

A su juicio, "no es difícil concluir que Lidl pierde dinero con esta venta de cítricos, pero su verdadero objetivo es servir de gancho para otras compras, sin darse cuenta del daño que le hacen al sector".

"LUEGO PARECERÁ CARO UN CÍTRICO A PRECIO RAZONABLE"

La Unió mantiene que estas prácticas "suponen en la mayoría de ocasiones pérdidas para los supermercados en esos productos" y "alteran la percepción de los consumidores" dado que "luego les parecerá caro un cítrico vendido a un precio razonable" y la compra se desviará "hacia productos sustitutivos" y se presionará "a la baja los precios percibidos por los productores".

En este sentido, la organización ha acusado a algunas cadenas de distribución comercial de "abusar de su posición dominante y alterar la competencia en los mercados de frutas y hortalizas, especialmente de cítricos", lo que "provoca una caída de precios en origen en las regiones productoras de esos cultivos, como es el caso de la Comunitat".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies