El Ayuntamiento de Alicante opta por la tramitación de emergencia para la limpieza de colegios desde el 1 de marzo

 

El Ayuntamiento de Alicante opta por la tramitación de emergencia para la limpieza de colegios desde el 1 de marzo

Pavón y Bellido, de espaldas, observan las explicaciones de Echávarri
EUROPA PRESS
Publicado 21/02/2017 16:38:17CET

   ALICANTE, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Alicante ha optado por la tramitación de emergencia para adjudicar el próximo lunes la prestación del servicio de limpieza de colegios y dependencias municipales, tras el anuncio por escrito de la anterior adjudicataria, una empresa del constructor Enrique Ortiz, para seguir prestando el servicio desde el 1 de marzo.

   El abandono de la empresa se produce 20 meses después de que caducara la anterior adjudicación y de limpiar los centros fuera de contrato durante ese tiempo. Además, el desestimiento ha llegado después del embargo decretado por un juzgado contra las empresas de Ortiz por una deuda contraída por sus sociedades con el Banco Sabadell por 140 millones de euros.

   Este martes, el alcalde Gabriel Echávarri ha explicado que la decisión de elegir la tramitación de emergencia se produce porque la no limpieza de colegios pone en riesgo la salubridad de los centros con menores.

   En una comparecencia pública, Echávarri ha explicado que uno de los presupuestos para optar por esa figura son factores de seguridad nacional, catástrofes y grave peligro. Esta última posibilidad sería el paraguas que permitiría al tripartito elegir la tramitación de emergencia.

   Para ello, se ha solicitado a los servicios médicos municipales "un informe" para que acrediten que la "no limpieza de colegios y de las dependencias queda englobado en el grave peligro. No puede ser que un colegio esté sin limpiar porque supone un grave peligro de salubridad", ha indicado el primer edil.

   La tramitación de emergencia se designa a una empresa para que oferte el servicio. Sin embargo, como particularidad, el consistorio no designará a una empresa sino que se ha invitado a tres firmas "de reconocida solvencia" --FCC, Ferrovial y CLECE--, para que hagan una oferta. "Me he reunido con los responsables y han manifestado que están en capacidad y voluntad para asumir el servicio desde el 1 de marzo", ha concretado Echávarri, que ha anunciado que "el lunes en Junta de Gobierno designaremos a la empresa".

   "Las empresas deberán garantizar el servicio y todos los trabajadores. El precio del contrato, como máximo, será el precio de la nueva adjudicación", ha agregado.

   Así, ha advertido: "Toda la diferencia que haya entre el precio que estábamos pagando, en virtud del contrato que firmamos con la empresa de Enrique Ortiz --que suponía una rebaja del 5 por ciento sobre la anterior contrata--, y el precio que pagaremos demás será reclamado por vía judicial a Ortiz por haber roto un contrato con el Ayuntamiento de Alicante". La duración del servicio será hasta que se adjudique la nueva contrata que ya está licitada.

   Preguntado sobre si el Ayuntamiento ha valorado la posibilidad de asumir el servicio hasta la adjudicación, Gabriel Echávarri ha afirmado que sí se puso sobre la mesa pero que se toparon "con lo mismo que cuando se quiso municipalizar. No podemos ampliar la plantilla, y es hacer funcionarios a quienes no son. Y habría que despedir a todos para hacer un proceso de selección y no estoy por despedir a nadie, a señoras que llevaban muchos años trabajando para hacer un proceso selectivo, y máximo cuando la finalización es en cuanto se adjudique".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies