El Ayuntamiento de Alicante se personará en la causa por insultos machistas a una árbitra menor de edad en un partido

Echávarri, sentado a la izq, conversa con la árbitra de 17 años
AYTO ALICANTE
Actualizado 29/01/2018 13:51:32 CET

   ALICANTE, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, ha anunciado que, si se abre una causa penal por los insultos machistas recibidos por una árbitra menor de edad en un encuentro de categorías infantiles, el Ayuntamiento ejercerá la acusación popular en nombre de toda la ciudad contra los dos denunciados --dos delegados de un club local-- porque se trata de unos hechos que pueden calificarse "como un delito de odio".

   El alcalde y la concejala de Deportes, Eva Montesinos, han recibido este lunes a la chica, de 17 años, árbitra de fútbol 8. En la reunión también ha participado el delegado del comité de árbitros de Alicante, Antonio Guijarro.

   La colegiada denunció el pasado 14 de enero que mientras pitaba su octavo partido entre Tómbola Athletic Club-Racing Akra recibió insultos machistas por parte de miembros del club del equipo local.

   Echávarri ha mostrado su solidaridad y apoyo a la chica y ha recordado que estas actitudes "son la peor consecuencia de un machismo que sigue latente en la sociedad actual". Además, ha compartido el rechazo ante tales agresiones y ha querido remarcar que "no debemos tolerar ningún tipo de agravio independientemente del sexo de la persona, y más si están realizando su labor profesional".

   "El deporte base debe ser ejemplo de juego limpio, porque sólo educando a los más jóvenes podremos cambiar algún día nuestra sociedad", ha seguido y ha precisado que las personas que "tienen que dar ejemplo, como el entrenador o el delegado del club, no pueden cometer ese tipo de faltas vejatorias ante ningún responsable que tiene el deber de impartir justicia en el campo". Por ello, ha pedido realizar "una campaña de concienciación y erradicar por completo estos comportamientos de todos los deportes".

   El consistorio ha recordado que ante la gravedad de los hechos se ha sancionando a los responsables; mientras que la joven, de 17 años, ha puesto el asunto en manos de los servicios jurídicos del Comité de Árbitros de la Federación de fútbol de la Comunitat Valenciana para presentar una denuncia en los tribunales y el Comité de Competición de la misma Federación quien abrirá un procedimiento sancionador.

   La árbitra, de 17 años, ha trasladado al alcalde que continuará con su trayectoria como árbitra deportiva y no va a dejar que este episodio irrumpa en lo que le gusta hacer. Únicamente hay cinco mujeres árbitro de 119 en todo l'Alacantí, una proporción que con el ejemplo de la chica, desde el Ayuntamiento esperan que anime a otras mujeres a igualar las cifras de árbitras en los campos de fútbol y a seguir su camino.