El Ayuntamiento aprueba por unanimidad una moción para pedir al Gobierno una moratoria sobre los chiringuitos

Actualizado 29/12/2009 18:14:27 CET

VALENCIA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Valencia aprobó hoy por unanimidad una moción para instar al Gobierno central a aplicar una moratoria sobre la aplicación de la Ley de Costas en los chiringuitos de Pinedo, el Saler y la Malvarrosa para poder así "negociar las posibles soluciones" y que se modifique dicha norma de 1988, con el fin de que refleje la diferenciación entre los chiringuitos y los restaurantes de playa, así como los que se ubiquen en un paseo marítimo o los que estén sobre la arena.

La moción, presentada hoy por la concejal de Playas Lourdes Bernal por el procedimiento de urgencia --con motivo de la aplicación de la Ley de Costas a partur del día 1 de enero--, se aprobó con la adhesión de la propuesta del PSPV, en la que solicitaba un cambio en los usos del suelo en que se ubican los chiringuitos, con el fin de recoger la "singularidad" de estos establecimientos de la Malvarrosa y El Saler y Pinedo, en el Plan Especial de Ordenación del Paseo Marítimo de la Malvarrosa y en el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de L'Albufera, respectivamente.

La concejal socialista Carmina del Río insistió en la necesidad de hacer "compatible" la situación real de los chiringuitos, que son "restaurantes" y están "en el paseo", con la "clasificación urbanística", con el fin de que justificar la excepcionalidad de los mismos en base al artículo 65 de la norma "no sea un capricho". De esta forma, apostó por el cambio de uso para proporcionar "cobertura técnica"y "resolver así el problema de la concesión de forma definitiva".

Por su parte, el edil Jorge Bellver argumentó que dicha propuesta no tendría efecto si la dirección general de Costas no emite un informe favorable sobre el cambio de uso, por lo que solicitó la "garantía" de que será así.

Por ello, la alcaldesa Rita Barberá, que mostró su "profundo deseo" de que se solucione el problema, incluyó un cuarto punto a la moción con el que se insta al Gobierno central a convocar la Comisión mixta de transferencias para ceder la competencia de la costa a la Generalitat.

Por su parte, la concejal Lourdes Bernal criticó que el "cambio de directrices" por el que el Gobierno justifica la aplicación de la Ley de Costas no sea el mismo en Ibiza, Murcia o Mallorca, donde los chiringuitos "están en la arena".

Además, lamentó que el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, hace "oídos sordos" a la reclamación de los hosteleros y rechazó su "ceguera y ostigación" en el tema de los chiringuitos, al tiempo que preguntó si quiere "hacer un pulso a la alcaldesa".

HOSTELEROS

Una representante de la Asociación de Hosteleros de Pinedo y El Saler leyó en el hemiciclo, antes del debate de esta moción, una declaración en la que reclamó "una posición unánime y sin fisuras, justa y dentro de la legalidad, por parte de los representantes municipales para hacer frente a la orden de inmediata retirada de las terrazas", en el caso de Pinedo y El Saler antes del 1 de enero, y en el caso de la Malvarrosa dentro de seis meses.

Asimismo, consideró "inaceptable el ataque al principio de seguridad jurídica y libertad de expresión" y dijo esperar que se pueda "defender lo que el derecho ha amparado durante 10 años".