El Ayuntamiento de Benicàssim estudia que los terrenos del FIB y el Rototom pasen a dominio público

Actualizado 24/11/2011 15:24:32 CET

CASTELLÓN, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Benicàssim (Castellón) está estudiando la posibilidad que los terrenos donde se celebran anualmente los festivales musicales del FIB y el Rototom puedan pasar a dominio público, en virtud de la nueva Ley del Suelo valenciana.

Los terrenos son actualmente de titularidad privada y desde el consistorio se pretende que, a medio plazo, puedan llegar a ser de titularidad pública. De esta manera, tanto el Ayuntamiento como los organizadores de los festivales podrían ahorrarse anualmente una gran cantidad de dinero en concepto de alquileres y convenios anuales.

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, ha explicado que están "explorando la posibilidad de que se puedan adquirir estos terrenos, con lo que ello redundaría en ahorro en alquileres y de seguridad para los organizadores".

Al mismo tiempo, la primera edil ha apuntado que una de las reivindicaciones de los festivales podría ser una realidad para la edición de 2012, como es el traslado de la pasarela de la N-340, pues desde la organización del FIB siempre se ha apostado por que esta pasarela, que atraviesa la carretera, pueda ser trasladada de lugar para poder facilitar de esta manera el acceso de los 'fibbers' a la playa y al pueblo.