El Ayuntamiento no autoriza el acto de Escola en el que iba a proyectar en una pantalla mensajes a Camps

Actualizado 17/06/2009 15:59:45 CET

VALENCIA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valencia ha denegado la autorización a Escola Valenciana para celebrar mañana en la plaza de Manises, en el entorno del Palau de la Generalitat, una "fiesta reivindicativa" que, bajo el lema 'Senyor Camps, el valencià obri la porta a les llengües', incluía la proyección en una pantalla gigante de mensajes dirigidos al jefe del Consell.

Según recuerda la resolución municipal, la ordenanza de protección contra la contaminación acústica prohíbe "salvo autorización" la instalación en la vía pública de reproductores de voz, amplificadores, instrumentos musicales u otros objetos análogos. Basándose en esa norma, rechaza la solicitud de la entidad porque "en la Plaza de Manises se ubican las sedes de determinadas instituciones por lo que no se autorizan en el indicado emplazamiento más que actos institucionales".

Escola Valenciana, por su parte, explicó a través de un comunicado que un funcionario ha telefoneado a la entidad esta mañana --"veinte días tras presentar la solicitud", remarcaron-- informando de que no se permitiría la instalación de la megafonía y la pantalla de proyección para realizar el acto, que "sí contaba con la autorización de la ocupación de la vía pública de Delegación de Gobierno", aseguraron.

La decisión --que utiliza "el mismo argumento" que se esgrimió para no autorizar un acto de Escola en la Biblioteca Valenciana, recordaron-- ha llegado comunicada por escrito a las 12.34 horas de hoy, detallaron. El colectivo afirmó que desde la semana pasada ha telefoneado "diariamente" al Ayuntamiento, y tenía información que su solicitud --registrada el pasado 29 de mayo-- "no estaba siguiendo el curso ordinario y estaba pendiente de una decisión política".

El acto consistía en un homenaje a la comunidad educativa y en la proyección de los mensajes para mejorar del sistema educativo en una pantalla de 2 por 2 metros. Escola Valenciana ha recibido más de 200 mensajes en forma de texto, fotos y vídeos dirigidos a Camps, que completaban la campaña 'Missatges pel plurilingüisme', consistente en el envío por parte de la ciudadanía de 70.000 postales y miles de correos electrónicos con cinco puntos sobre qué modelo de escuela plurilingüe desean, explicaron.

A pesar de la resolución del Consistorio, Escola Valenciana mantiene la convocatoria mañana a la Plaza Manises a las 19.00 horas, aunque no llevará a cabo la proyección audiovisual por el posible impedimento del montaje de la pantalla. No obstante, sí prevé emitir el sonido de los mensajes, aunque no ha anunciado de qué manera y desde donde para "evitar el boicot del Ayuntamiento y la Generalitat". Además, el presidente de la entidad cívica, Diego Gómez, leerá un comunicado, avanzaron.

Entre los mensajes que se podrán escuchar están las voces de padres y madres, políticos, sindicatos, alumnos y de personas que forman parte de Escuela Valenciana en las que preguntan al presidente de la Generalitat "si hay que hacer alguna instancia al extranjero para solicitar que los niños puedan estudiar en valenciano en el instituto" o "por que se deniega la creación de líneas en lengua propia".

Los responsables de Escola hicieron un llamamiento a "asistir masivamente al acto, a hacer valer la voz de quienes apuestan por la regeneración democrática, la honradez política, el esfuerzo del día a día, la enseñanza pública de calidad y otros muchos valores que no representa el presidente Francisco Camps".

"CENSURA"

En esta línea, Diego Gómez lamentó que "una vez más, como ya pasó en la presentación de les Trobades, Escola Valenciana es censurada" y acusó a Francisco Camps y a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberà, de "sacar su lado más déspota". "Pero nosotros no nos detendremos, queremos ser la voz de los valencianos que frente a la censura apuestan por las palabras y el diálogo; queremos decir en voz alta que somos valencianos y valencianas y no tener que avergonzarnos de nuestros gobernantes y de su gestión caótica", aseveró.

Asimismo, ante este hecho Escola Valenciana ha puesto en marcha la Campaña 'No en el meu nom', en la que se enviará en una cadena de mensajes de correo electrónico dirigidos al presidente Camps pidiéndole explicaciones y mostrándole el desacuerdo por la decisión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies