El Ayuntamiento de València y la Generalitat costearán las obras del entorno del Tinglado 2 sin recursos del Gobierno

Reunión del Consejo Rector del Consorcio Valencia 2007
AJUNTAMENT DE VALÈNCIA
Actualizado 05/03/2018 21:54:52 CET

El Consejo Rector aprueba los presupuestos de 2017 y 2018 para La Marina

   VALÈNCIA, 5 (EUROPA PRESS)

   El Consejo Rector del Consorcio Valencia 2007 ha aprobado la autorización del gasto para el contrato de las obras que se acometerán en el frente marítimo, entre las que destaca la construcción de una plaza arbolada con zonas de sombra, deportivas y de juegos en el entorno del Tinglado 2 que costearán dos de los socios -Ayuntamiento y Generalitat- al haberse negado el Gobierno del Estado a aportar recursos para este proyecto.

   La reunión del Consejo Rector, que no mantenía un encuentro presencial con todos sus representantes desde 2013, ha contado con la participación del conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler; el presidente del Consorcio Valencia 2007 y alcalde de València, Joan Ribó; el director general del Consorcio, Vicent Llorens y la secretaria general de Financiación Autonómica y Local, Belén Navarro, en representación del Gobierno central, entre otros representantes de las tres administraciones.

   Las obras en el entorno del Tinglado 2 intervendrán sobre un área de 12.250 m2 que todavía conserva elementos del trazado del circuito de la Fórmula 1 y que se encuentra ocupada principalmente por vehículos. Los trabajos supondrán una inversión de alrededor de 1,2 millones de euros.

   Vicent Soler ha explicado que "cada socio tiene un porcentaje": "La Generalitat el 40%, el Gobierno central el 40% y el Ayuntamiento 20%". El consistorio y la administración autonómica aportarán la mitad de los fondos cada uno, "si las cosas no cambian", ha remarcado, antes de puntualizar que la "esperanza es lo último que se pierde".

   Según ha indicado Soler, el Gobierno "no quiere colaborar" en este proyecto, y ha indicado que el consistorio y la administración autonómica llevarán a cabo el proyecto porque "es fundamental para abrir el espacio de la Marina a la ciudad".

   Preguntado por los argumentos que ha esgrimido el Ejecutivo central para no financiar su parte, ha remarcado: "Cuando la administración del Estado no quiere pagar una cosa, no puedes imaginar los vericuetos que inventa".

"PONER EL CORAZÓN" EN EL PROYECTO

   Soler ha manifestado que, aunque el Consejo Rector ha sido "útil" y el "balance es positivo", el Consorcio tiene "tres socios y hay dos socios que tienen el corazón puesto" en el proyecto, el Ayuntamiento y el Consell, "y un tercer socio que no tiene el corazón puesto en ello", ha lamentado. "No sé si porque está lejos del paseo de la Castellana y, por tanto, no lo ven con tanta gracia como si estuvieran al lado", ha apostillado.

   "Hay algunos puntos sobre los que pedimos que la administración del Estado se tome con más pasión estas cosas", ha reivindicado. "Llega a un punto de perplejidad absoluta, cosas importantes para la propia marcha del Consorcio y el espacio de la Marina, un espacio fundamental desde el punto de vista de la ciudad y de toda España, como es el anillo en forma de plaza que debe vincular la Marina con la ciudad, y que debe estar vinculado a la rehabilitación del Tinglado 2", ha señalado.

   Los trabajos en el entorno del Tinglado 2 son un "tema que si no fuera por la perentoriedad, se habría dejado sobre la mesa". "Como es perentorio, hemos cargado el Ayuntamiento y la Generalitat con el gasto", ha agregado.

   La obra, en palabras del alcalde, Joan Ribó, pretende "recuperar este espacio para los vecinos de la ciudad, y también para los visitantes". El primer edil ha destacado "la apuesta por revitalizar los barrios del frente marítimo de València, recuperando su singularidad e invirtiendo para que sean zonas emblemáticas de la ciudad como polo de innovación".

   El también presidente del Consorcio ha defendido que el proyecto del entorno del Tinglado 2 es "prioritario", por lo que las administraciones valencianas asumirán el coste de las obras, por más de un millón de euros, "a partes iguales", para que esta "plaza se ponga en marcha, ya que es un eje sustancial en el desarrollo de toda la Marina".

APROBACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS

   El alcalde ha destacado que la reunión del Consejo Rector también ha servido para aprobar los presupuestos del pasado 2017 y de 2018. Ribó ha subrayado "la tendencia positiva que implica el incremento continuado de ingresos, uno de los indicadores de la recuperación de las cuentas de la entidad".

   En esta línea, ha resaltado que, "por primera vez, los resultados económicos de Marina son positivos", si se descuenta la deuda arrastrada, "de la cual tendría que hacerse cargo el gobierno del Estado", ha añadido.

   Por otro lado, respecto a la deuda de cerca de 465 millones de euros que acumula el Consorcio y que las administraciones valencianas piden que asuma el Gobierno central, "se ha avanzado que se está trabajando en ello", ha informado el alcalde.

   Tanto Ribó como Soler han manifestado que "la Comisión Técnica tiene que hacer una propuesta rápida y trabajar en el tema de forma urgente". "Es una soga que tenemos en el cuello y que en cualquier moemnto puede 'petar'" (sic).

   El alcalde ha reclamado que "València merece el mismo trato que ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla o Zaragoza, que han contado con acontecimientos internacionales -como lo fue la Copa América de València- que han sido financiados por el gobierno central".

"EL CONSORCIO PUEDE VOLAR"

   En la misma línea, Soler ha asegurado que el "consorcio puede volar pero si tiene plomo en las alas, como es una deuda de 465 millones, se hace difícil que vuele", ha dicho el conseller, para añadir: "Hemos conseguido darle la vuelta a la gestión ordinaria. Gracias a la dirección y al equipo técnico del consorcio hay superávit, hay ingresos, pero todo eso es imposible que pueda financiar una deuda así".

   "Nosotros pagamos los impuestos como los andaluces, que organizaron la Expo; los catalanes, que hicieron las olimpiadas; los aragoneses, que hicieron la exposición internacional; o como Madrid, que tiene toda suerte de eventos en nombre del Estado. Todo eso lo pagamos todos los españoles. También queremos que todos los españoles paguen un evento que genero 465 millones de deuda y no fue el actual Gobierno valenciano quien lo decidió", ha agregado.

DELEGACIÓN DE COMPETENCIAS

   El Consorcio también ha aprobado delegar competencias del Consejo Rector en favor de la Comisión Delegada, para "mayor agilidad en la toma de decisiones en asuntos que afectan al Consorcio", ha explicado el director general del Consorcio, Vicent Llorens.

   "Se han agilizado mucho los procesos de ejecución y de determinados contratos de servicios que pasan directamente a la dirección y a la gerencia", ha destacado.

   Por otra parte, ha aprobado la propuesta de modificación del Plan Especial de la Marina de València, y ha validado también la nueva estrategia de activación productiva y uso ciudadano de la Marina de València.

   En este sentido, se ha dado el visto bueno a la propuesta de modificación del Plan de Usos, que acabará de definir la Marina de València como un distrito de la innovación y la náutica industrial, y un espacio público abierto a la ciudadanía.

MUSEU DE LA MAR

   Otro de los puntos del orden del día aprobados por el Consejo Rector ha sido la retirada de una concesión en el edificio del Varadero que permitirá poner en marcha el proyecto del Museu de la Mar, que estaba "atascado".

   También se ha dado luz verde a la autorización de gasto para otras actuaciones, la rehabilitación de la pintura de protección contra la corrosión en el paseo elevado, una estructura de acero laminado ejecutado sobre el contradique de protección de la dársena deportiva norte.