El Ayuntamiento de València prepara la "hoja de ruta" para Ciutat Vella con un plan de protección de "visión global"

Mapa de Ciutat Vella y ámbito de aplicación de su Plan Especial de Protección
CONCEJALÍA DE DESARROLLO URBANO
Actualizado 22/02/2017 15:17:32 CET

Sarrià destaca su necesidad y resalta que recogerá "intercambio de ideas con la ciudadanía" para solucionar "conflictos y carencias"

   VALÈNCIA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Plan Especial de Protección (PEP) de Ciutat Vella, en el que se incluye "el casco histórico de la ciudad de València y determinadas zonas de Extramurs", será "un documento de conjunto" con una "visión global" que "servirá de guía y de hoja de ruta para todo tipo de actuación" en dicho ámbito. Este programa, que planteará las "normas generales" a las que deberá adaptarse cualquier intervención y se concibe como "un documento de planeamiento", aglutinará todas las iniciativas y estrategias que se encuentran en marcha y las que se planteen para el futuro.

   Así lo ha explicado este miércoles el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, en el desayuno informativo ofrecido para presentar el PEP. El edil ha destacado la necesidad de contar con este instrumento para "clarificar el maremágnum de planes e instrumentos legales que afectan a Ciutat Vella", que cuenta con "cinco Planes Especiales de Protección y Reforma Interior, cuatro Planes Especiales de Protección de Entorno BIC y un sinfín de modificaciones puntuales sobre el planeamiento original".

   Sarrià ha indicado que todos estos documentos han convertido a este distrito en un "auténtico bosque" que "dificulta muchas cosas desde el punto de vista administrativo" ya que "se solapan" muchas cuestiones y se producen "contradicciones entre ellas que no facilitan la gestión diaria". Por ello, ha afirmado que el PEP es una iniciativa "altamente reclamada por profesionales y técnicos".

   El responsable municipal ha apuntado que a esto se suman "los distintos condicionantes de protección, restricción de usos, aspectos de movilidad y medioambientales" del centro histórico de València y ha señalado que todo "hacía necesario elevar la mirada y tener una visión de conjunto y una respuesta para las distintas problemáticas de Ciutat Vella".

   Ha agregado que también hay que tener en cuenta que desde que se hicieron los planeamientos originales hasta la actualidad "han cambiado las normativas desde el punto de vista urbanístico" y han surgido "nuevos conceptos que se han de incorporar" en el ámbito "normativo y de paisaje". Igualmente, ha dicho que hay que plasmar las "realidades distintas" de los cinco barrios que forman el distrito --Carmen, Mercat, Seu-Xerea, Sant Francesc y Velluters-- y "hacer compatibles todos los usos residenciales, de trabajo y de visitantes".

   El titular de Desarrollo Urbano ha resaltado que el plan servirá, asimismo, para "abordar determinados déficits dotacionales" del distrito, donde "existen descompensaciones comparado con otras zonas de la ciudad". Ha citado como ejemplo "la escasez de pequeños espacios públicos y zonas verdes" y ha manifestado que el objetivo es llevar a cabo "un reequilibrio".

   Por su parte, la arquitecta especialista en urbanismo y patrimonio y miembro del equipo de redacción del plan, Inés Esteve, que ha comentado que se comenzó a trabajar en el PEP a finales de noviembre, ha coincidido con el edil en afirmar que el programa pretende recoger todas las características del distrito --considerado "un espacio multifuncional" en el que existen valores patrimoniales, culturales e históricos, residenciales, turísticos e institucionales y administrativos-- para "cubrir sus necesidades y hacerlas compatibles".

REVISAR UNOS 500 EDIFICIOS

   Esteve ha recordado que hay "1.800 edificaciones protegidas en todo el ámbito" de Ciutat Vella y ha apuntado que entre las iniciativas previstas en el PEP se contempla "la necesidad de revisar unos 500 edificios más" --"la mayoría residenciales"-- para saber si deben protegerse por tener por ejemplo "restos de estructuras arquitectónicas tradicionales" como fragmentos de la muralla islámica.

   Además, ha indicado que en el estudio que se llevará a cabo entra también revisar todos los edificios en ruina, los solares, los equipamientos sin ejecutar o las viviendas vacías. La arquitecta ha detallado que el plan se estructurará en torno a "tres ejes importantes", en concreto, "revisión global de dotaciones --especialmente escolares y sanitarias para lograr el "equilibrio" que se busca--; infraestructura verde urbana --para conocer la calidad y cantidad del espacio libre existente y el que está pendiente de ejecutar, y "regulación de usos y actividades".

"POTENTE PLAN DE PARTICIPACIÓN"

   "Queremos que no sea solo un documento teórico y normativo sino que incluya intercambio de ideas y opiniones con la ciudadanía", ha expuesto Sarrià, con el fin de "solucionar conflictos y carencias en Ciutat Vella". Así, ha avanzado que el PEP, del que en junio se espera tener ya "un documento borrador", se dotará con "un potente plan de participación" ciudadana, "independientemente del proceso de exposición pública".

   El concejal ha defendido que "todo lo que se proponga sea testado con la ciudadanía", además de indicar que el plan, para el que hay un plazo previsto de aprobación de dos años, deberá "ir acompañado presupuesto tras presupuesto de las medidas necesarias" para materializarlo.

   Ignacio Díez, representante del equipo que coordinará la participación, ha subrayado que este proceso se llevará a cabo "desde el principio, desde el momento en el que comienza a tramitarse y antes de redactarse" definitivamente. Ha dicho que estará abierto "a toda la ciudad" porque Ciutat Vella "no es solo patrimonio de los vecinos" y que se trabajará "con todos los actores sociales". Se calcula que el distrito tiene 26.000 vecinos y una población flotante de 40.000 personas.

   Esta participación se materializará a través de la web pepciutatvella.es, del Facebook Pep Ciutat Vella, del buzón de sugerencias participa@cecle.es, de talleres itinerantes por los barrios que comenzarán el 21 de marzo y de entrevistas individuales. Además, se creará una comisión de seguimiento que conducirá todo el proceso. "Se trata de solucionar temas concretos. No se trata de bloquear", ha asegurado Díez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies