Bankia se compromete con la Diputación a garantizar el servicio en los municipios donde tiene oficinas

Actualizado 15/03/2013 14:56:45 CET

CASTELLÓN, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director territorial de Bankia para Castellón y Valencia norte, Rafael Ferrando, se ha comprometido con la Diputación a garantizar el servicio en todos aquellos municipios de la provincia en que dispone de oficinas, bien sea mediante la instalación de cajeros automáticos con mayores prestaciones, reduciendo el horario de atención al público, o a través de una oficina bancaria móvil que recorrerá algunos pueblos del interior.

Este compromiso se ha producido en la reunión que han mantenido este viernes el vicepresidente de la Diputación de Castellón, Miguel Barrachina, y Rafael Ferrando con el objetivo de abordar soluciones ante el previsible cierre de oficinas bancarias en los pequeños municipios de la provincia, según ha informado la institución provincial en un comunicado.

Alrededor del 40 por ciento de los municipios de la provincia se encuentran en riesgo de "exclusión bancaria", debido a la reestructuración de las entidades financieras. Esto supone que muchos vecinos, sobre todo la población mayor, se tendrán que desplazar hasta otras localidades para realizar sus gestiones bancarias, según la Diputación.

Según el director territorial, "Bankia está en estos momentos dosificando el cierre de oficinas hasta que tenga preparadas estas medidas alternativas, realizando un gran esfuerzo para que los municipios no se vean afectados ante la reestructuración".

Por su parte, Barrachina ha mostrado su "comprensión" ante la exigencia de Bruselas del cierre inmediato de parte de sus oficinas y ha agradecido la "sensibilidad" de Bankia por "tener en cuenta a los miles de ciudadanos que viven en pueblos pequeños y que no merecen quedarse sin un servicio tan fundamental como es el bancario".

MAYOR SENSIBILIDAD

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, compareció este jueves ante los medios de comunicación, acompañado del portavoz del PSPV, Francesc Colomer, y del Bloc, Enric Nomdedeu, para anunciar que la institución provincial "primará a aquellos bancos que muestren una mayor sensibilidad con la problemática de la banca rural que afecta a los pequeños municipios de la provincia".

De este modo, Moliner se ha comprometido a colaborar con aquellos bancos que garanticen "de la mejor forma posible" la prestación del servicio en el mundo rural, que tendrán preferencias para gestionar los fondos líquidos de la Diputación, que a principios de año ascendían a 19 millones de euros. Además, muchos municipios también han acordado colaborar con los bancos a través de la cesión de espacios municipales, a modo de oficinas, durante algunos días de la semana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies