Baobab afirma que la Generalitat sólo ha ejecutado un centro de acogida de los inmigrantes de los 12 planificados

Actualizado 31/07/2006 17:25:32 CET

VALENCIA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea de Inmigrantes, Sin techo y Amigos de Baobab, que hoy cerró un local de acogida tras realojar en los seis meses que estuvo abierto a 400 inmigrantes subsaharianos, reclamó la ejecución de los 12 centros de acogida a extranjeros presupuestados por la Generalitat en la Comunitat de 2004 a 2006 ya que afirmó que sólo está operativo el de la localidad valenciana de Puzol con lo que existe el riesgo de que estas personas puedan "acabar en una exclusión social", según advirtió el voluntario de la Casa de Amigos de Baobab y cooperante internacional para 'Psicólogos sin Fronteras', Ximo Toribio.

Al respecto, exigió al Gobierno valenciano que ejecute antes de invierno los 12 centros de acogida específicos para inmigrantes planificados y al respecto recalcó que el problema "no es de recursos" ya que la Generalitat tiene dinero sino "de planificación".

En ese sentido, explicó que de los 80 inmigrantes que estaban alojados en la casa que tenían esta asociación en Valencia 38 de ellos han sido realojados en el albergue MAMI de Nazaret y 15 en el albergue Hosoju (Hogar social Juvenil) de Aldaia, mientras que el resto se han repartido entre la Casa de la Caridad y San Juan de Dios.

Toribio señaló que se ha llegado a un acuerdo con las Administraciones para que estos centros acojan a los inmigrantes durante tres meses y no sólo 15 días al tratarse de centros de recepción de trasnseúntes con el fin de que puedan encontrar trabajo e integrarse en la sociedad.

Sin embargo, señaló que se trata de una "solución temporal" que no soluciona el problema ya que lo que se requiere para evitar que vuelvan a pernoctar en el río son los 12 centros planificados en los que pueda residir hasta que consigan una integración social y laboral en las condiciones apropiadas.

En ese sentido, señaló que esta casa de acogida ha permitido aliviar la situación de los 400 inmigrantes que en total han atendido durante estos seis meses y que ahora tiene que cerrar por falta de fondos y tras el acuerdo con las Administraciones para que se hagan cargo de esta situación. Así, destacó que las movilizaciones realizadas en mayo y junio han permitido que el Ayuntamiento acepte un plan de realojo y "la responsabilidad que tenía sobre la gente que dormía en el río", apuntó.

Toribio recordó que esta iniciativa surgió bajo el nombre de 'Nadie sin techo, nadie sin derecho' para "luchar contra de desprotección que tienen los inmigrantes en la ciudad de Valencia" gracias a los 9.000 euros que se recogieron en un concierto solidario el pasado 27 de enero de 2006.

Asimsimo, destacó la implicación de ONG's como Motores sin fronteras o Psicólogos sin Fronteras, organizaciones pertenecientes a la Mesa de entidades por la integración y la Plataforma de vecinos de Russafa, así como la colaboración de "voluntarios y gente anónima o no tan anónima" que han ayudado a los inmigrantes impartidendo clases en castellano y proporcionándoles orientación laboral y jurídica para que consiguieran trabajo y casa, indicó.