Barberá afirma que hay que ver el cambio climático como "una oportunidad" para usar la energía con eficiencia

Actualizado 04/03/2011 17:38:13 CET

Destaca el compromiso de su equipo con el medio ambiente y dice que hay que estar "permanentemente alerta" para trabajar en este ámbito

VALENCIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha asegurado este viernes que no hay que considerar el cambio climático como "una amenaza" sino como "una oportunidad" para "aprender a ahorrar energía y hacer un uso eficiente de ella, para movernos de otra manera y para minimizar la generación de residuos". Asimismo, ha destacado que su equipo de gobierno está "absolutamente comprometido con el medio ambiente y con la lucha contra el cambio climático".

Barberá se ha pronunciado de este modo en la jornada de presentación del Plan de Acción de Energía Sostenible (PAES) de Valencia, un acto al que han asistido cerca de 50 entidades relacionadas con la gestión de los recursos y la generación de energía y que también ha presidido la concejala de Calidad Ambiental, Ciclo Integral del Agua y Cambio Climático, Maria Àngels Ramón-Llin.

La primera edil apuntado que muestra de su compromiso medioambiental son las políticas que en este ámbito de manera "transversal" se desarrollan a través de todas las concejalías. Ha indicado que está "razonablemente satisfecha" del trabajo realizado en materia medioambiental y a favor de mejorar la calidad de vida, pero ha considerado que hay que estar "permanentemente alerta y decididos" para seguir prosperando en este camino.

En este sentido, ha destacado el papel de las administraciones locales y ha afirmado que "el calentamiento global requiere nuevos esfuerzos en todos los ámbitos de gestión para tomar medidas concretas desde la proximidad de los ayuntamientos" y también "desde la transversalidad" por medio de todos sus departamentos. Ha invitado, "desde la implicación de todos", a trabajar para "lograr una Valencia modelo en valores medioambientales".

El Plan de Acción de la Energía Sostenible de Valencia es un documento que recoge los compromisos que esta ciudad ha adquirido a través de la firma, en febrero de 2009, del Pacto de los Alcaldes como muestra de su trabajo frente al cambio climático. Este pacto, de carácter europeo, pretende reducir las emisiones de CO2 en al menos un 20 por ciento hasta 2020.

En respuesta a lo estipulado por el Pacto de los Alcaldes, la ciudad de Valencia ha elaborado un inventario de emisiones de referencia que ha servido como base al Plan de Acción para la Energía Sostenible. Además, ha desarrollado dicho plan, que fue aprobado en pleno el pasado mes de junio, y que pretende movilizar a toda la sociedad con el objetivo de desarrollar políticas medioambientales.

Rita Barberá ha expuesto las premisas que sustentan este plan, en concreto, "el respeto y la defensa medioambiental, la responsabilidad compartida y la solidaridad". Ha manifestado que este documento es "la mejor prueba del compromiso del gobierno de la ciudad por la sostenibilidad".

"Valencia quiere liderar el proceso de lucha contra el cambio climático, queremos ser un modelo y ofrecer propuestas de mejora medioambiental al resto de los municipios: esto es legar patrimonio medioambiental mejorado, y esto es cumplir el Pacto de los Alcaldes", ha dicho. Además, ha destacado el carácter "pionero" de su equipo en esta materia y ha recordado que el valenciano fue el primer consistorio que decidió crear una Concejalía de Cambio Climático en España.

La titular de este departamento, Maria Àngels Ramón-Llin, que comentado que la capital valenciana lleva ya muchos años acometiendo medidas de eficiencia y de sensibilización energética y medioambiental porque éste es un reto que el gobierno local ha asumido "permanentemente".

Tanto la concejala como la alcaldesa se han referido a actuaciones desarrolladas por el Ayuntamiento de Valencia en los últimos años que han contribuido a la mejora del medio ambiente y a la reducción de emisiones de CO2. Entre ellas han citado el servicio de alquiler de bicicletas Valenbisi, haber logrado que toda la flota de autobuses de la EMT sea ecológica, la realización de cursos de conducción eficiente, la reducción del consumo de luz y agua y la instalación de placas solares en las cubiertas de edificios municipales.

"NO ACTUAR DE REPENTE"

Asimismo, ambas han hablado del futuro Parque Central como "pulmón verde" de la ciudad y "sumidero de CO2". La alcaldesa se ha mostrado partidaria de adoptar medidas de manera reflexionada y planificada en materia medioambiental "no como una improvisación, de repente, sino en función de un modelo de bienestar social basado en el consumo responsable de bienes y servicios y en una decidida intervención a favor de la innovación tecnológica".

Ha recordado que su equipo trabaja para conseguir que Valencia sea sede del Centro Tecnológico del Mediterráneo. "Nosotros partimos de una base sólida, de un trabajo anterior, de muchas y muy diversas iniciativas desarrolladas durante estos últimos 20 años que van, desde la desaparición de enclaves industriales del término municipal, al fomento de un transporte público cada vez más ecológico; del continuado incremento de superficie de zona verde por habitante, a la creación de plantas solares fotovoltaicas, entre otras instalaciones de energía renovable". PEATONALIZACIÓN

Por otro lado, preguntada tras la presentación por el proyecto de peatonalización de la Plaza de la Reina, Barberá ha explicado que primero se acometerá el del entorno de la Lonja. Ha indicado que ésta se acometerá "cuando esté el transporte alternativo terminado".

Respecto a una propuesta planteada en otras ciudades para que estacionar en la Zona Azul sea gratis para los vehículos ecológicos ha dicho que no conoce esa idea y que no puede opinar sobre ella. "Acepto todas las propuestas que se puedan hacer pero que se hagan sostenibles también, con recursos y sin inventos con el dinero o presupuesto de los demás. Es muy fácil que se enciendan bombillas a las que tan aficionado es el ministro actual, pero con qué dinero", ha manifestado.

Asimismo, preguntada por un informe de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) sobre la necesidad de agilizar la búsqueda de recursos petrolíferos, Barberá ha señalado que no lo conoce. No obstante, ha destacado que su equipo seguirá "luchando contra las plataformas petrolíferas".