Barberá confía en alcanzar algún acuerdo con Aguilar en materia de agua, costas y El Cabañal

Actualizado 20/10/2010 18:06:52 CET

VALENCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se ha referido este miércoles a la remodelación del Gobierno como una "huída hacia adelante" para intentar ganar las elecciones de 2012 pero en todo caso "inútil", como si se tratara de "los últimos estertores de la vida del peor presidente que ha tenido España nunca". No obstante, se ha alegrado por la incorporación de Rosa Aguilar como nueva ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, y confía en poder "tener un entendimiento amable" y alcanzar algún acuerdo en temas de agua, costa y El Cabanyal.

Barberá ha realizado estas declaraciones a los medios de comunicación tras inaugurar el XVI Congreso Mundial de la Sociedad Internacional de Senología que se celebra en Valencia, al ser preguntada por la remodelación de Gobierno anunciada este miércoles por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.

La primera edil ha adelantado que llamará por teléfono para felicitar por su nuevo nombramiento a la que hasta la fecha era consejera de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía, y con quien compartió "muchos años" en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) cuando era alcaldesa de Córdoba.

"La conozco bien", ha asegurado, por lo que espera que "como está en unos temas con una incidencia muy importante en Valencia, ha manifestado su esperanza de tener "un buen entendimiento y alcanzar algún tipo de acuerdo" en temas de agua y en lo que respecta a los 'chiringuitos' de la playa.

Asimismo, ha dicho tener "alguna sensación de que algo puede cambiar en el Cabañal, a lo mejor, alguna actitud", pues según ha afirmado, "nadie con quien hablas entiende la cerrazón con que se ha actuado contra Valencia en el tema de los chiringuitos o del Cabañal".

Para Barberá, a lo largo de este tiempo se ha producido una "fijación especial" contra Valencia por parte de los miembros del Gobierno central "como si quisieran gobernar donde no habían ganado", cosa que no sabe si cambiará o no con esta remodelación que, "en cualquier caso no va a solucionar el problema serio". A su juicio estos cambios con "una huida hacia adelante para intentar llegar al 2012 sin convocar" elecciones.

No obstante, ha recordado, "siguen existiendo cinco millones de parados, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que se han aprobado no están siendo reflejo de la realidad, ni están preparados para afrontarla, están con una previsión de incremento de la economía que no es cierta. No solucionan el problema de la financiación local", ha criticado. Son como "los últimos estertores de la vida del peor presidente que ha tenido España nunca", ha sentenciado.

Para Barberá, se trata de una "remodelación muy profunda" en la que la vicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega,"la persona que le ha apagado más fuegos al Gobierno, parece que ya no encaja en los propósitos del presidente José Luis Zapatero", ha apuntado.

En cuanto a la doble posición del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ahora también vicepresidente primero del Gobierno, ha señalado que Rubalcaba dispone así de "pleno poder" y habrá que "esperar a ver qué pasa", como también habrá que ver qué ocurre con la valenciana Leire Pajín en el Ministerio de Sanidad.

A pesar de todos estos cambios, la alcaldesa de Valencia ha considerado que es un intento "inútil" para "llegar a 2012 y no adelantar elecciones, pero a su juicio, "Zapatero ha perdido toda credibilidad, ha perdido toda confianza. La situación económica es muy grave, la situación institucional es muy grave también y esto lo que requiere es un cambio profundo político", ha concluido.