Barberá dice que las cuentas de CEyD están registradas y acusa a Ana Botella de mentir por "intereses oscuros"

Actualizado 20/07/2010 16:49:19 CET

VALENCIA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha acusado este martes a la concejala del PSPV Ana Botella de "mentir" y proporcionar información "por intereses oscuros" sobre las cuentas de la asociación municipal Centro de Estrategias y Desarrollo (CEyD), que, según ha recalcado, están "presentadas y registradas".

Barberá ha realizado estas declaraciones a preguntas de los medios sobre la información que publica hoy el diario 'El País' y que señala que la alcaldesa dio por aprobadas las cuentas de CEyD "a espaldas de la asamblea general", ya que la Universitat de Valencia no habría sido convocada para refrendarlas. El periódico añade que la entidad pagó en 2007 un total de 400.000 euros a una empresa del grupo Laterne, que ese mismo año recurrió a Orange Market, entidad implicada en la 'trama Gürtel', para organizar un acto de la precampaña electoral de la alcaldesa.

Al respecto, Barberá ha subrayado que "están todas las cuentas presentadas, registradas y dicho en el Pleno" y ha atribuido la información a la edil socialista Ana Botella. "Y lo que tengo que decir públicamente es que yo no sirvo a los intereses de la señora Botella", ha recalcado. "La señora Botella --ha continuado-- está obsesionada, empecinada en unos intereses bastante oscuros y miente".

Barberá ha insistido en que no sirve a los intereses de la representante del PSPV "ni en esto ni en otras cuestiones en las que se ha manifestado incapaz cuando ha tenido la responsabilidad de desarrollar, como cuando obtuvo un magnífico suspenso en temas de turismo".

En este punto, la alcaldesa se ha referido a las afirmaciones realizadas ayer por Botella en las que sostenía que se ha producido un descenso de turistas del 5 por ciento en el primer semestre de 2010 con respecto al mismo período de 2006, año preparatorio de la America's Cup.

Barberá ha recordado que "Botella y todo su equipo en Turismo consiguió que Valencia fuese una ciudad de paso; aquí no venía nadie y tiene el cinismo político de dar lecciones de turismo".

"No puede dar lecciones de nada quien es absolutamente incapaz de desarrollar nada. La señora Botella estaba en la Generalitat llevando los temas de turismo cuando a la entrada de Valencia se puso un cartel enorme que ponía 'Visita turística 3 horas', en el que se incitaba a los turistas a que se marcharan", ha sentenciado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies